jueves, mayo 23, 2024

Si yo fuera, sería – Teresita Balderas y Rico

En tiempos caóticos, como los que estamos viviendo, poco tiempo nos queda para poner las cosas en su lugar, o para acomodar los muebles, dando otro aspecto a la casa.

Entre los libros que pude colocar en orden, encontré documentos y dibujos, obsequios de niños de primer y segundo grado de primaria. Esos dibujos tienen un gran valor sentimental, se han ganado un lugar privilegiado en casa y en mi corazón.

En cajones y vitrinas, encontré algunas figuras de porcelana, cajas musicales, collares y otras cosas, tan bien guardadas que no recordaba su existencia. Les quité el exceso de polvo y quedaron como nuevas.  Las coloqué en un lugar donde lucirán su belleza.

Dediqué varias horas a seleccionar, limpiar y reasignar lugares a los objetos encontrados, tiempo suficiente para que la imaginación volara. Me involucré emocionalmente con lo encontrado, tanto, que me puse a pensar: si no fuera humana, ¿qué me habría gustado ser? Esta pregunta tuvo en consecuencia una serie de respuestas.

Si fuera color, sería azul. Me encanta el cielo y el mar en sus tonos azules. Este color es relajante, apacigua el temperamento. Adoro ese tono y, ¿cómo no hacerlo?, si la Tierra donde habito es llamada el Planeta azul. Adoro la canción italiana De azul pintado de azul.

Cuando escribo poemas, mi seudónimo es: Abril azul.

En el caso de ser figura geométrica: rectángulo. Diversos objetos que empleamos en la vida cotidiana tienen esa forma. La cuna cuando somos pequeños, luego camas, mesas, pizarrones, escritorios, objetos que son relevantes en el continuo de nuestra vida. Los féretros también son rectangulares. En lo general, llegamos al mundo y nos despedimos de él con una figura rectangular.

En cuanto al reloj, en el devenir de nuestra vida y de acuerdo con circunstancias específicas, tenemos una hora predilecta en el día. Mi hora preferida: las seis de la mañana. Me encanta ver los amaneceres y escuchar los trinos de las aves. A las seis, me baño para recibir el nuevo día emocionada, esperando una jornada agradable.

Estación del año: primavera. Es fascinante ver cómo la naturaleza renace después del frío invierno, nos regala un arcoíris en su florescencia, con sus renuevos. Nos volvemos optimistas, en nuestro interior emergen las ilusiones, entrelazadas con la esperanza. Nos sentimos sencillamente primaverales. Es una nueva oportunidad de vida.

Si fuera medio de transporte: ferrocarril. El primer tren, inaugurado el 27 de septiembre de 1825, vino a revolucionar el medio para trasladar a la gente y a la producción de la industria del siglo XIX. 

Tuve grandes aventuras en mi acercamiento con este medio de transporte. Conocí la máquina de vapor, que hacía demasiado escándalo para ponerse en movimiento y adquirir velocidad. 

Durante mi niñez y adolescencia, en innumerables ocasiones pasé debajo del tren, que tardaba hasta cuarenta minutos detenido en la estación, obstaculizando el tránsito de la gente y de los camiones. Era irritante esperar que el tren terminara de hacer sus movimientos para poder pasar. Entonces, nos arriesgábamos, pasando por arriba o abajo del tren. Los hombres subían, las mujeres pecho a tierra.  

Acostumbraba pasarme a la mitad de un vagón para salir cuando se ponía en movimiento, lo que sucedió en diversas ocasiones. Me encantaría viajar en un ferrocarril como los que hay en algunas ciudades europeas y asiáticas, sobre todo en uno de Singapur o Catar. Del tren Maya, ni hablar.

Si fuera música: clásica. Me gustan las arias de algunas óperas, escuchar a Mozart, Verdi, Chopin es un deleite. También las composiciones populares reconocidas a nivel mundial, interpretadas por orquestas. La música es necesaria en el ser humano, armoniza nuestro estado de ánimo, despierta nuestra sensibilidad en la creatividad y en el amor. 

En expresión artística: pintura, por las emociones que despiertan las pinceladas de vida del pintor, que subyacen en la mezcla de los colores. A través de este arte se pueden hacer viajes imaginarios hacia épocas remotas. Caminar con los pintores, estar en sus noches bohemias. Escuchar su lenguaje eufórico sobre el destino de lo grandioso de sus obras, de lo famosas que serían al pasar los años. Sobre todo, si yo fuera esa pintura.

Profesión: docencia. Permite entrar a un mundo mágico, donde se construyen puentes para caminar hacia los conocimientos y las fantásticas relaciones humanas. A través de ellas, se puede jugar con la ciencia y pensar en tocar la inmensidad del universo. Entusiasmarse con la imaginación de los niños, envolverse en su torrente de alegría. Cobijarse con el sereno de la noche, pensando en que mañana estarán los chicos dispuestos para aprender.

Elemento: agua, en su modalidad de lluvia. Humedecer la tierra para lograr una buena producción, observar a los árboles orgullosos de sus frutos. Congratularse con los felices campesinos, que amorosos reciben la lluvia para sus sembradíos. observar con fascinación a los niños chapotear en los charcos de agua.

Personaje histórico: Marie Curie. Una gran científica, dio grandes pasos en el camino de la ciencia. Fue pionera en el estudio de la radiación. Descubrió los elementos químicos del radio y el polonio. Toda su vida la dedicó a la investigación científica, su trabajo fue magnífico. Pasaron varios años para que se le reconociera como gran científica, por el hecho de ser mujer.

Fue en 1903 cuando recibió el Premio Nobel de Física.

La mayoría de los objetos que adornan mi hogar, tienen una historia que contar. Han sido regalos de personas que, en un momento de mi existencia, coincidieron en el mismo camino. Con los años y la distancia, son testimonio de un hermoso e inolvidable acompañamiento.        

Más información
Relacionado

Norma Mejía promete impulsar acciones a favor de jóvenes de Tequisquiapan

Norma Mejía Lira se comprometió a gestionar, ante la...

Llega la exposición El Síntoma al Museo de la Ciudad 

En el Museo de la Ciudad se inauguró la...

Cuanto cuesta vivir cerca de plazas comerciales en Querétaro

El costo por m2 en las colonias cercanas a estos lugares oscila entre los $20,000 y los $55,000 pesos, dependiendo de la colonia.

Dan protección a más de 500 candidatos rumbo a elecciones de junio

El presidente de México aseguró que existe una buena coordinación con el organismo