lunes, marzo 4, 2024

Opinión: ¡Pregúntame caon…pregúntame¡

“Si no creemos en la libertad de expresión de aquellos que despreciamos, no creemos en ella en absoluto.” Noam Chomsky.

¿Cómo están estimados y estimadas lectoras?, espero que de maravilla; en estos días Cthulhu se encontraba discerniendo sobre el tema que abordaría esta semana, ya que en el mundo de la política nacional y aquí en Querétaro hay mucho de donde cortar, finalmente Cthulhu decidió poner énfasis en las personas que finalmente son quienes con su voto dan el triunfo a ciertas personas candidatas, el gran problema aquí es que los partidos, las y los políticos los ven como simples números, como objetos que pueden ser manipulados, comprados, amenazadas o coaccionados a placer; y es desde esta perspectiva que los grandes asesores electorales venden las estrategias ignorando a la sociedad.

Cthulhu decidió de forma altruista y casi filantrópica compartir esta mini asesoría a las y los aspirantes a los distintos cargos de elección popular sobre la importancia de tomar en cuenta a la gente, lo que piensa, lo que siente, lo que cree.

Primero, hay que considerar que se debe hacer una análisis de la realidad de las personas, de cómo la perciben y no de cómo desde el poder público se pretende sea percibida, evitar hacer conclusiones y conjeturas desde los propios datos y posiciones como “hay programas que benefician a la gente”, “ha bajado la delincuencia”, “invertimos millones en apoyos”, hay que erradicar todo aquello que creen que la gente va a agradecer, esto claro para quienes ya ejercen el gobierno y desean una reelección o postularse a otro cargo. 

Para dar un poco de luz a este punto les recomiendo el infalible método Aristotélico de “preguntar”, antes hay que considerar que la gente se mueve por e mociones, para lo que llamamos electorado hay propuestas que los llenan de esperanza o por el contrario los llevan a la desesperación, la inquietud o miedo; enfocar nuestras preguntas en los  problemas, temas de interés, temores, deseos y anhelos más cotidianos.

En el libro ¿Dónde está la gente? del Doctor Santiago Nieto, se proponen 4 interrogantes básicas que los servidores públicos y candidatos deberían considerar preguntar a la población: 

¿Cómo perciben la realidad del país, el estado y la ciudad en donde viven?

¿Cuáles son los problemas que más les afectan?

¿Creen que el país o la ciudad están mejor o peor que hace un año?

¿Creen que estará mejor o peor dentro de un año?

En este punto Cthulhu decide hacer algunas presiones:

Las personas procesan la información de distinta forma ya sean los sentidos, las emociones, los sentimientos o desde las facultades intelectuales. 

Las personas que interpretan la realidad desde las emociones o sentimientos no necesitan datos, sino simplemente qué les hace sentir tal o cual situación, por ejemplo, los hechos ocurridos el 5 de marzo de 2022 en el estadio Corregidora donde las barras de Atlas y Querétaro se enfrascaron en un pelea campal, las fuertes imágenes que circularon por las redes sociales, así como la irresponsabilidad de algunos comentaristas deportivos donde se aseguraba que había decenas de muertos, generó en la población una sensación de inseguridad y miedo. 

En la encuesta sobre percepción de Inseguridad que publicó el INEGI en abril de 2022, un mes después de la trifulca, se dio a conocer que la población de Querétaro se siente más insegura en relación a los meses anteriores; esto a pesar de que no hubo ningún muerto y de las acciones legales que emprendió el Gobierno del estado y la Fiscalía, pero aun así la gente se “sentía” vulnerable. 

A la población no le importa que el Secretariado Ejecutivo del Sistema de Seguridad Pública señale con datos duros y basados en las denuncias interpuestas ante las fiscalías que en Querétaro los delitos se han reducido o mantenido por debajo de la media nacional.

Por otro lado, la autoridad en todos los niveles de gobierno asume que la inseguridad que le preocupa a la gente es exclusivamente la que genera el crimen organizado, pero en realidad su principal agobio son los delitos llamados de bajo impacto, tales como el robo en vía pública, en el transporte o en casa habitación, lo que los afecta de forma directa en su patrimonio familiar, así que por más que los gobiernos presenten en medios o en sus publicidades elementos de seguridad armados hasta los dientes, para la población eso no se ve reflejado en sus colonias o barrios, así que en consecuencia asumen que los miles de millones en seguridad no sirven de nada.

En este punto Cthulhu llega a una primera conclusión, los gobiernos hacen su planeación en torno a temas de seguridad en los asuntos de mayor preocupación o delitos de Alto impacto, que no necesariamente coinciden con las angustias de la gente; Cthulhu no quiere decir que no estén trabajando, sino que el grueso de la población desconoce qué se está haciendo. 

Por otro lado, los gobiernos intentan convencer a la gente de que las estrategias son las correctas sobre lo que ellos mismos planean y ejecutan, pero omiten las inquietudes sociales, más que escuchar, quieren imponer la visión oficial y eso genera una lejanía entre gobernados y gobernantes, falta de comunicación, con esto no me refiero a la publicidad en redes sociales, sino un diálogo de ida y vuelta, y sí, sí, también hay que escuchar a las voces disidentes.  

Así que una persona que aspira a un nuevo cargo de elección popular y que actualmente ejerce el servicio público debe tener en cuenta las 4 preguntas expuestas anteriormente y saber llegarle a la gente de forma clara y sencilla, que realmente se interesa por sus preocupaciones y no sólo que llega con fórmulas mágicas, las personas quieren ser escuchadas y tomadas en cuenta, el político que no lo entienda está perdido. 

A los votantes no les interesa si la o el candidato se come uno o 5 tacos de barbacoa, si sabe bailar o no, si carga cajas en los tianguis, eso no los hace ver cercanos, sino ridículos, prejuiciosos y carentes de sensibilidad social.

Este tema da para muchas líneas, pero Cthulhu considera prudente no saturar a sus lectores y lectoras; y para los aspirantes, antes de acudir a súper asesores electorales, primero tengan cercanía constante con la población. Por cierto, y este consejo va para Luis Nava, que si sale de candidato al Senado evite que su sequito lo aleje de la gente, aunado a que es alcalde no sólo debe convencer a la población, sino también a sus colaboradores de todos los niveles y rangos, pero qué esperar cuando su sequito evita y hasta regaña a sus subalternos por acercarse a él.

Y a Lupita Murguía, Cthulhu le recomienda no desgastarse desde ahorita dando recorridos, porque llegará muy desgastada en 2024, aunado que a la vez juega de responsable de la Política Interna del estado y pre-pre-pre candidata, llegará un momento en que ambas actividades serán incompatibles y hasta le pueden generar conflicto de intereses.

Por cierto, cercanía social no es andar repartiendo recibos del agua, si sus asesores no se lo dicen, Cthulhu sí le brinda su humilde opinión; ahora, si quiere salir, salga, pero vaya a platicar, a escuchar.

Hasta aquí la Columna de Cthulhu, nos leemos en la próxima.

Más información
Relacionado

Rompe Santos la Buena Racha de Gallos: 0-1

La única anotación de Harold Preciado al minuto 76...

Entusiasmo – Jorge Cupido

Oímos mucho de la palabra “entusiasmo”, pero poco sabemos de su origen y significado inicial, y es algo que nos puede beneficiar en mucho. Descúbrelo en nuestro artículo dominical “Entusiasmo”.

Se vislumbra una nueva era – Teresita Balderas y Rico

Durante la segunda mitad del siglo XX y lo...

Mujer que habla, voz que arde – María Antonieta

Aunque no soy hombre, al menos he vivido algo...