viernes, junio 14, 2024

Los 10 asesinos del matrimonio – Jorge Cupido

Dios inventó el matrimonio entre un hombre y una mujer para el bienestar del ser humano. Existe para cumplir metas y propósitos en diversos campos como el  emocional, sentimental, sexual, espiritual, económico, etc. En él, se complementa la propia vida con otra vida que aporta lo que nos falta o necesitamos para lograr esas metas y propósitos.

El problema es que el matrimonio está sujeto a muchos peligros diariamente, a los cuales podemos llamar “los asesinos del matrimonio”, es decir los que pueden darle muerte a un matrimonio. Esos asesinos a veces matan en un instante y a veces lo hacen poco a poco, pero el resultado final es el mismo: se acaba el matrimonio. Vamos a ver algunos de estos asesinos para que pueda identificarlos y cuidarse de ellos:

  1. Demasiadas ocupaciones que no le permiten a la pareja tomar tiempo juntos, solos y en paz. Se juntan el trabajo con estudios, compromisos sociales y de trabajo, los amigos, criar hijos, etc. Esto trae como consecuencia, primero un agotamiento físico y mental y, segundo, que la pareja no pueda disponer de tiempo juntos, solo para ellos.
  2. El crédito excesivo y la forma en la que se maneja el dinero. La mayoría de los problemas en el matrimonio tienen que ver con el área financiera.
  3. El egoísmo. Cada uno actúa como si fuera soltero, viendo solo sus propios intereses y prioridades, sin tomar en cuenta los de la pareja. El matrimonio fue diseñado para servirse y amarse mutuamente.
  4. La intromisión de los suegros y de otras personas en los asuntos que conciernen solo a la pareja.
  5. Los celos. La Biblia dice que los celos son como el infierno. No resuelven nada, pero pueden alejarnos de la persona amada, ya que destruyen la armonía y la amistad, siendo un tormento para el celoso, para su cónyuge y para toda la familia.
  6. El abuso del alcohol y otras drogas. Son elementos que trastornan las finanzas familiares y hacen que la persona altere su personalidad, pierda el control y sea capaz de hacer cosas que no haría en sus cinco sentidos.
  7. Los juegos de azar y otras adicciones. También trastornan las finanzas familiares y llevan a descuidar la relación matrimonial.
  8. La frustración sexual. No tener un buena y satisfactoria vida sexual ambos. Esto puede ser por ignorancia, por egoísmo, por enojo o por no tener una sana relación emocional y espiritual. La relación sexual, aunque tiene una función reproductiva, Dios la diseñó también para el placer de ambos cónyuges.
  9. La infidelidad. Significa ofender y traicionar a lo más querido, por un rato de pasión.
  10. La violencia física y la agresión verbal (gritos, insultos, amenazas, etc.). Se pierde el respeto, se deshonra al cónyuge y el cariño se esfuma.

La lista es larga y la realidad es que los matrimonios se destruyen muy frecuentemente. Lo que empezó con amor, sueños e ilusión muy pronto se convierte en una pesadilla. Los amantes novios terminan convertidos en enemigos. Muchos matrimonios se han convertido en un lugar desagradable, sin afecto, en un campo de batalla o en un lugar de indiferencia mutua. Se cubren las apariencias y nada más.

Más información
Relacionado

Anuncian Temporada de Vendimias en Viñedos Donato

Autoridades turísticas y representantes de Viñedos Donato, anunciaron que,...

Presentan autoridades programa Estatal de Empleo 

La Secretaría del Trabajo (ST) abrió la convocatoria del...

Sheinbaum aborda relación bilateral con asesora de Seguridad de EEUU

La virtual presidenta electa de México, Claudia Sheinbaum Pardo

Al menos 125 muertos por temperaturas extremas en México

Al menos 125 personas han muerto por las temperaturas extremas