viernes, julio 12, 2024

Encuentros fortuitos – Teresita Balderas y Rico 

Tania me platicó una anécdota que vivió cuando fue al mercado del Tepe, en enero de 2019. 

Había amanecido con mucha energía, por fin pudo dormir bien, después de tantas reuniones decembrinas con familiares y con amigos, consideraba conveniente reestructurar sus actividades diarias. Reconoce que todo en exceso tiene sus consecuencias. El de ella ha sido un cansancio general. Pensó que era el momento de trabajar en los proyectos que tenía de pintura, y escritura para ese año. 

Después de las bien condimentadas comidas, consideró necesario un cambio alimenticio. Observó al conejo que vivía en el patio trasero de su casa, disfrutar su almuerzo de verduras frescas. Esa imagen se grabó en su mente. Tania prepararía una comida conejuna.

Para empezar el cambio, decidió ir caminando al mercado Benito Juárez mejor conocido como El Tepe, tomó las bolsas del mandado dispuesta a surtirse de verduras y frutas.

Decidió ir a ese lugar con la morbosa idea de enterarse acerca del adelanto de la construcción del mercado, el cual había prometido el gobierno del estado de Querétaro entregar a los locatarios el 12 de diciembre de 2018. No fue terminada la obra aun trabajando las 24 horas en periodos de tres turnos. Como no se entregó en tiempo y forma, ahora ya solo se espera que termine. Ha surgido otra fecha de probable entrega, según la prensa será para el 30 de enero de 2019. De no ser así podría ser como dice la canción: para abril o para mayo…

A mitad del camino rumbo al mercado, Tania ya se estaba arrepintiendo de no haber pedido un taxi. En la ruta a seguir hay una prolongada pendiente y la falta de ejercicio se hizo evidente.

Hacer las compras en el Tepe es una buena experiencia, a Tania le parece adentrarse en un mundo surrealista. Encuentra algunos puestos atendidos por personas que llegan de comunidades rurales, esa imagen, le recuerda su niñez, cuando hacía las compras para su madre. En ese mercado se mezcla lo antiguo con lo moderno.

Otro aspecto de ese mercado, es su música. Antes de que se incendiara, a partir de las nueve de la mañana se empezaba a escuchar las melodías programadas para ese día. Lo curioso es que todo el repertorio musical era de los años 60 y 70. Cuando Tania era adolescente. 

Tania compró en un puestecito las verduras frescas, cortadas en la madrugada de ese día: dijo el dueño.  

Se encontró con exalumnas. 

─ Hola maestra feliz año, que milagro que se deja ver. ¿Se acuerda de mi verdad? A lo que la interlocutora respondió ─claro que sí cómo olvidar esa carita.

Se despidieron con abrazos y buenos deseos. Tania dio unos pasos preguntándose ¿quién será? 

Cada vez pesaban más las bolsas, y, aún no terminaba las compras. Pensó en detenerse a comprar un champurrado. Hay un lugar donde todavía se hace de manera tradicional (masa de maíz, canela y cacao). Estaba haciendo el pedido cuando alguien le toco la espalda diciéndole:

─Maestra, ¿es usted?, ya tenía muchos años de no verla. ─Tania volteo para ver quien la saludaba. Eran mujeres representativas de tres generaciones: abuela, hija y nieta.

─Buenos días Feliz año, ─ correspondió Tania.

─Hace como dos años le pegunté a mi hija por usted, ─dijo la abuela.

─Estaba trabajando fuera de Querétaro, ─ comentó Tania.

─ Yo le dije a mi hija ─continúo la abuela ─que, si usted ya se había muerto que Dios la tenga en su Santo Reino y si todavía no, que la cuide y la bendiga. Esta forma tan sincera de decir las cosas la sorprendió por segundos. A quienes estaban esperando el champurrado y los tamales les provoco una buena dosis de risa. ─Para fortuna de Tania le despacharon rápido y se despidió. 

Había tantas cosas que se le antojaba comprar, pero recordó los consejos del traumatólogo: no cargar cosas pesadas por la vértebra desviada que tiene. Empezó a caminar pausadamente con los kilos de las bolsas y los propios. Salió del mercado hacia la calle de San Roque para abordar un taxi. El conductor del taxi extendió el brazo y abrió la puerta trasera para que ella pudiera abordar sin dificultar. El señor fue muy gentil, descendió del auto para ayudar a subir las bolsas del mandado, con el consabido toque del claxon de los automovilistas que esperaban.

─No se preocupe bella señora aquí la gente es mal educada.

─Tal vez tengan razón, el tráfico está horrible. ─Argumentó la pasajera.

─La felicito bella señora, aún existen personas sinceras y honestas que le dicen a uno la verdad no importa que duela, es cierto lo que usted dice: yo estoy horrible. ─dijo risueño el conductor.

Tania en ese instante observó el rostro del taxista y en realidad si estaba un poquito feo, ambos se vieron y soltaron la carcajada al mismo tiempo, luego ella agregó a manera de disculpa.

─Yo no dije que usted estaba horrible, me refería al tráfico de autos. 

─No trate de componerle Hermosa dama, reconozco que estoy feo. Ese fue el inicio de una amena charla en el trayecto del mercado a la casa de Tania. El taxista es de origen brasileño a decir de él, nació en la Ciudad de Sao Pablo Brasil, siendo niño sus padres vinieron a México y se quedaron a vivir aquí.

La vestimenta elegante llamó la atención de la pasajera, parecía personaje de una película de los años 60. El atuendo era rematado por un sombrero similar a los que usan los bailarines de tango.

El taxista comentó que su residencia está en Cancún, vino a la ciudad de Querétaro a visitar a una de sus hijas, que es dueña de taxis. Para no aburrirse estaba ayudándola trabajando en uno de ellos. Mencionó que es padre de diecisiete hijos. Tania preguntó ¿por qué una familia tan numerosa?, él respondió: ─no ha sido con la misma esposa. ─Se había casado varias veces porque adora a la mujer, dado que es la creación más esplendorosa del universo. 

Entre los comentarios de su vida, mencionó que vivó quince años en la ciudad de México. Tania dijo que cuando era estudiante en vacaciones de verano visitaba a sus hermanas que vivían en esa ciudad. El taxista preguntó el nombre de la colonia en donde tenían sus casas.

─Una de mis hermanas vivía en la Colonia Aviación Civil en la calle de Luis Bleriot ─ informó Tania.

─ ¡No puede ser! yo viví en esa colonia en la misma calle, cerca de la Calzada Zaragoza. ─dijo el taxista. ─Gran coincidencia afirmó ella.

─En esa calle vivía un famoso luchador llamado Karlof Lagarde, fuimos buenos amigos. ─comentó emocionado el conductor.

─También lo conocí, me lo presentó mi hermana Coco, era su vecino.  ─Agregó Tania.

Habían llegado a la esquina con el semáforo en alto. Lo que permitió al taxista detener el auto y conversar con la pasajera. Los ojos del conducto se habían humedecido. Realmente se emocionó que una persona que jamás había visto en su vida, hubiera estado en tiempo y espacio en la colonia en la que él vivía y transitar las calles por donde él también caminaba.

La charla continúo, la información llegaba como lluvia compacta de ambas partes. Había mucho de que hablar, solo que Tania estaba por llegar a su domicilio.

El taxista, como galante caballero expresó:

─Señora bella, ha sido usted el ángel que Dios me mandó para que hoy fuera uno de los días más felices de mi vida.

─También para mí ha sido grato conversar con usted, feliz estancia en Querétaro y regreso a su casa, ─dijo Tania al despedirse.

─Que Dios le dé larga vida bella dama, hoy soñaré con usted. ─Con sonrisa picaresca, se despidió el conductor del taxi. 

 ─Tania se apresuró en abrir la puerta de su casa, como buen caballero el taxista esperó que ella entrara. Antes de cerrar, Tania agradeció la gentileza con una ligera inclinación de cabeza. Lo vio a manera de despedida.

El taxista ya no pudo ver que ella se río.

─ Si que está feo el señor, ─pensó Tania y agregó.

─ Pero como dice un dicho mexicano: Verbo mata a carita.  

Más información
Relacionado

Industria automotriz registra crecimiento en primer semestre de 2024

La industria automotriz experimentó un crecimiento interanual de 5,2

Sector automotor de China registra impulso de crecimiento en primer semestre

La industria automotriz de China ha mostrado una tendencia creciente con constantes

Anuncia Mars Petcare ampliación en Querétaro

El gobernador, Mauricio Kuri González, inauguró la ampliación de...

MAQRO inaugura Homo Sapiens. El hombre que sabe lo que no sabe

Este jueves 11 de julio, en el Museo de...