sábado, junio 25, 2022

El Disfraz – Jorge Cupido

Yo no sé si usted ha ido a una fiesta de disfraces, pero a mi, francamente, no me gustan, me siento ridículo. Sin embargo, me parecen bien para los niños y los jóvenes porque se divierten como enanos, aunque, en donde todos andan disfrazados, no sabe uno bien quién es quién y se puede confundir de persona, que es lo que sucedió en la historia que le quiero contar.

Una de las mayores ambiciones y deseos del ser humano es heredar riqueza y bendiciones, el  problema es que no todos tenemos un papá millonario y los que lo tienen, a veces no alcanzan esa herencia o no alcanzan la que hubieran querido.

En la antigüedad, el primogénito heredaba todo, o una parte mayor que la de los demás hermanos, asi que heredar la riqueza se convertía en un problema múltiple: necesito un padre millonario, que esté dispuesto a heredarme y que sea yo el primogénito. Es un problema sin solución porque, si usted analiza bien estos 3 problemas, no hay nada que yo pueda hacer para solucionar ni uno. 

En la Biblia encontramos la historia de uno que, como nosotros, deseaba con todo su corazón heredar bienes y bendiciones, pero era el hermano menor y, por tanto, no le correspondía la herencia paterna.

Jacob era su nombre y se puso a pensar como hacerle para hallar una solución. Y la encontró en la transa. Se iba a disfrazar de su hermano mayor para engañar a su padre ciego y así obtener la herencia. Pero además necesitaba llevar unas viandas que el padre había pedido y que él no sabía preparar.

Con la ayuda de su madre, Jacob se puso la ropa de Esaú, su hermano mayor, se cubrió los brazos con la piel de un cordero, pues el hermano era muy velludo, y le llevó a su padre las viandas que le gustaban, preparadas por mamá.

El padre lo recibió y, aunque oyó hablar a Jacob, olió y palpó a Esaú,  y le dio la bendición y la herencia.

Y esto ¿Cómo se aplica a mi hoy en día? El padre representa a Dios, Jacob, el transa, somos usted y yo, y Jesús es el hijo mayor. Dios, el padre millonario y todopoderoso, solo tiene bendiciones y herencia para Jesús, su hijo primogénito y perfecto, así es que, si yo quiero recibirlas, necesito hacer lo mismo que Jacob: “disfrazarme” de Jesús,  el único digno de estar en su presencia, y llevarle las viandas que al Padre le agradan.

Me puedo “disfrazar” de Jesús reconociéndolo como mi Dios y único Salvador. Aunque el Padre Celestial oye mi voz, la sangre derramada de Jesús por mí, lavó mi olor a muerte y ahora tengo su mismo olor. Esto es por la gracia de Dios. Sabe que no soy Jesús, pero honra la perfección y sacrificio de Jesús y me recibe.

Ahora necesito unas viandas para presentarle y las viandas que le agradan son mi fe y mi obediencia a Su Palabra. El problema es que yo no sé prepararlas y necesito ayuda. Ahí es donde entra en acción el Espíritu Santo si se lo pido.

Como ve, todo es acción gratuita de Dios. Mi único trabajo es querer presentarme ante Él. Y cuando lo haga, El pronunciará Su bendición y decretará herencia para mí en esta tierra y en la eternidad.

Pastor Jorge Cupido
@jorgecupidoqro
jorgecupido@hotmail.com
EL SELLO
@ElSello.Qro
Domingos, 11.30 am
San José 498, Col. Carrillo Puerto, a 100 m. de Av. 5 de Febrero
Querétaro, Qro.

Suscríbete

Más información
Relacionado

Apoya DIF Querétaro a madres y padres trabajadores sujetos de asistencia social

Car Herrera de Kuri, presidenta del Patronato del Sistema...

Queretana Daniela Torres correrá en Boston

La maratonista queretana, Daniela Torres, sigue con su preparación...

Exhortan a fortalecer filtros sanitarios ante aumento de casos COVID-19

Durante la sesión del Comité Técnico para la Atención...

Inaugura DIF Querétaro unidad de rehabilitación en Peñamiller

Con la intención de brindar una atención especializada y...