lunes, marzo 4, 2024

Mujeres divinas del siglo XXI – Teresita Balderas y Rico

Mujer educadora del género humano, hacedora de milagros en la vida cotidiana, multifacética en tu desempeño de la vida cotidiana a través de los siglos.  Los años son una medida convencional, cuyo ciclo cierra cada doce meses. Tú corres con ellos, ilusionada con tus nuevos proyectos de vida. Eres incansable, sabes que tu misión en este planeta Tierra es grande, para un tiempo de corta estancia. Sin embargo, te creces ante las adversidades, para alcanzar tus objetivos. Ganado tienes el título de mujer divina.

Sabemos que es necesario abrir caminos. La lucha ha sido un continuo, tan sólo por rescatar el derecho que se tiene a la libertad de elección. 

En el orbe, la mujer continúa exigiendo su derecho a decidir, a tener una preparación académica, a la libertad de expresión.

En México, la mujer es emprendedora. Se desempeña en diferentes profesiones, no desiste. Mujeres que han creado su propia empresa, sus alcances son en diversas áreas del quehacer humano. Los sitios donde emergen son diversos: Desde la casa rural, el barrio o las grandes naves. También han creado empresas virtuales con el manejo de la tecnología. Mujer bondadosa y creativa, amiga defensora de la Madre Tierra.

México ya tiene una mujer astronauta, jovencitas triunfadoras en robótica, inventoras, investigadoras, excelentes escritoras, pintoras, maravillosas madres de familia, responsables de la educación familiar. 

Mujeres trascendentes

Miras con esperanza el presente, para construir un mejor futuro

Unes el razonamiento a tus emociones, logrando la armonía 

Justa eres al tomar decisiones

Eres hija, esposa, madre, gerente de tu hogar

Rescatas, enfrentas, resuelves problemas, así eres tú 

Estás siempre en alerta, de los hechos en tu rededor

Sueles regalar sonrisas y abrazos, compartes ideas, ofreces consejos

Transformas los problemas en oportunidades

Refrendas con honor los aprendizajes en la ética de tus acciones 

Alma grande, fortalecida para escalar montañas

Sol que ilumina en la densa oscuridad

Cuentas y cantas, mientras llega la aurora para no claudicar

Entretejes la sabiduría con bondadosas palabras

Nevando está, pero en tu corazón emerge el calor del amor

Duermes, tu rostro se ve apacible, trasciendes en un viaje astral

En tu mundo hay esperanzas, nuevas ilusiones

No te detienes, existen muchos caminos por andar 

Tienes el don de la bondad creadora

Eres como la Madre Tierra, fuerte y creadora

Sol, luna, polvo de estrella, eres mujer. 

Más información
Relacionado

Rompe Santos la Buena Racha de Gallos: 0-1

La única anotación de Harold Preciado al minuto 76...

Entusiasmo – Jorge Cupido

Oímos mucho de la palabra “entusiasmo”, pero poco sabemos de su origen y significado inicial, y es algo que nos puede beneficiar en mucho. Descúbrelo en nuestro artículo dominical “Entusiasmo”.

Se vislumbra una nueva era – Teresita Balderas y Rico

Durante la segunda mitad del siglo XX y lo...

Mujer que habla, voz que arde – María Antonieta

Aunque no soy hombre, al menos he vivido algo...