jueves, junio 13, 2024

El clericó y el amor – María Antonieta Herrera

“Preferible hoy encontrar la mitad del cielo, que esperar para siempre la gloria de lo que no existirá”. Pensador anónimo

Una tarde cálida y húmeda de verano, sentadas en un sillón en el jardín de la casa de mi amiga Adriana, saboreando una deliciosa bebida de clericó helado, compuesto con vino tinto y fruta, nos dispusimos a platicar. Emocionada y brillando toda ella, me comenta:

—Jamás pensé que, a estas alturas de mi otoño invernal, sintiera en la mente y en la mitad del cuerpo tanto desafuero de verano. 

—Enamorarse es un peligro siempre, y una promesa cada vez a todas las edades —respondí. 

Mirando al infinito, mi amiga se refrescaba moviendo su hermoso abanico, que trajo de un viaje reciente que hizo a Madrid.

Me compartió su sentir, con la mente llena de recuerdos:

—Viví entre amores y desamores, me casé dos veces viviendo entre el cielo y el infierno. Tuve un desasosiego intensamente apasionado, fue en mi vida una alegría llena de amor, sin miedo ni culpa para volver a mi mundo, y dormir con la tentación en el pecho como una bendita. Pasé años viendo por los otros, dándoles lo mejor de mí, mientras hacía el intento de hallarle el modo a mi propia existencia. 

Ella seguía hablando. Yo la dejé continuar, con mi silencio absoluto, muy intrigada de tal desafuero a sus años. 

—¿Cómo es posible que de repente hoy estén pasando en mi mundo maravillas divinas?, y otras que todavía espero, pues he conseguido enamorarme de nuevo, él ha descubierto en mi mente y en mi cuerpo lo que me había dicho la Luna de mi cielo. Dichoso quien puede escuchar a su Luna. A veces, ella me platicaba en sueños: 

—Encontrarás el amor, ese que se vive en la piel, en el corazón y en el alma, más allá de los tiempos. Cosas muy bellas iluminan al hombre y a la mujer cuando se encuentran acertadamente en cualquier tiempo de la vida —comenté a mi amiga. Hice la pregunta que me había rondado: 

—¿Qué le contestaste a la Luna, que te convirtió en lo que hoy eres y sientes? 

Adriana, intrépida como era, contestó:

—Le dije a mi Luna: “Quiero sentirlo” y me mandó al hombre de mis sueños de ayer y hoy. 

Adriana seguía hablando, contándome:

—Cuando estoy con él, pienso que no es posible andar así todo el tiempo, abrazados y todo lo demás. Pero sí, al quedar sembrada esa alegría en mi pecho floreciendo para siempre, dejándome iluminada, porque el recuerdo es eterno, no se gasta. Cada uno de nosotros tiene un mundo diferente, pero también tenemos juntos un mundo entero para los dos, en medio de nuestros tiempos temblorosos y sudorosos de pasión. Con el vértigo de cada encuentro, como todo lo que pasa en esta vida que nos ahoga de incertidumbre y nos embriaga de felicidad —embelesada decía—. Quiero seguir llenándome de esta embriagadora sed de ser amada a sabiendas de haberla ya saciado, quiero seguir bebiendo el líquido del amor que me ofrece esta pasión que ilumina mi mundo. 

Con las mejillas arreboladas de emoción, Adriana se levantó de su silla con el vaso a medio llenar en la mano. Le dio un sorbo saboreando la fruta, y siguió hablando como si recitara un poema de amor. 

—Moriría si algún día él se extinguiera de mi cielo sin dejar por lo menos una estela luminosa que me alumbrara eternamente. Cuando siento que sus ojos me acarician el alma, arde mi corazón y entonces me sumerjo en su cuerpo sin tiempo para sentirme amada. 

La tomé de las manos, diciéndole:

—Amiga, hoy, a nuestra edad, pasa el tiempo más rápidamente. Ya no debemos temer al arrojo, es mucho lo que pasa que no es malo. La alegría de vivir está en nuestro ánimo, para buscarla y encontrarla, y vivir acompañadas de ella, agradecidas por tanto bueno. 

Al término de nuestra tarde-noche de sabrosa charla, tomé mi vaso con el último trago de clericó y brindé por el amor. Ya en la puerta, me despedí de mi amiga con estas palabras de la escritora Ángeles Mastretta:

“Es ley bailar de amores, embriagarse, ir al cielo con zapatos y sin futuro, no tener miedo de morirse ni de estar viva”. 

Más información
Relacionado

Tenis: Españoles Rafael Nadal y Carlos Alcaraz disputarán Juegos Olímpicos

Los tenistas españoles Rafael Nadal, doble campeón olímpico, y Carlos Alcaraz

AMLO afirma que aprobación de reforma judicial podría lograrse en septiembre

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que una reforma al Poder Judicial podría aprobarse

Crean plataforma para monitorear en tiempo real volcanes más activos del mundo

El investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM)

Querétaro, por tercera ocasión primer lugar en Estado de Derecho: WJP

Querétaro obtuvo por tercer año consecutivo, el primer lugar...