jueves, abril 18, 2024

5 red flags que debe evitar el candidato, si se enfrenta a una entrevista de trabajo

La impuntualidad, dudas en la defensa del curriculum o falta de escucha activa son algunas de red flags más comunes que comenten los candidatos en las entrevistas de trabajo

Las entrevistas de trabajo son parte de la carrera profesional de cualquier profesional. Desde la primera incursión en el mercado laboral, pasando por la búsqueda de mejores oportunidades, todos los procesos de selección suelen generar emociones como nervios, estrés o inseguridad. Aprender a superarlas con éxito es todo un reto para los candidatos, y es que más allá de estar nervioso o estresado ante un momento tan decisivo, lo importante es plantearse la entrevista como un diálogo abierto en el que transmitir no solo lo que se sabe, sino también cómo se es.

En este contexto, Gi Group Holding, multinacional que ofrece soluciones 360º de RR. HH., ha elaborado un listado de las 5 red flags más comunes que comenten los candidatos a la hora de enfrentarse a una entrevista de empleo:

  • Priorizar los intereses. En las entrevistas de trabajo el de orden los factores, importa y mucho. Es habitual que en estos casos como candidato se tengan infinidad de dudas y surjan numerosas preguntas, pero se debe tener en cuenta el orden a la hora de realizarlas, es decir, no se recomienda preguntar antes por los días de asuntos propios o vacaciones, que sobre las funciones del puesto o la proyección de este. Asimismo, a la hora de responder a las preguntas del entrevistador es importante asegurarse de que en las respuestas se destaquen fortalezas, habilidades o la forma en la que se resuelven o se enfrentan los problemas.
  • Una motivación al cambio de poco peso. Es normal que si se está trabajando y se busca un cambio de puesto, sea para mejorar ciertos aspectos como pueden ser el salario o progresar profesionalmente, esto no es malo, pero dice mucho de una persona el cómo expone ese tipo de argumentos. La mejor manera de hacerlo es siendo sincero y explicando detalladamente los motivos que han llevado a tomar esa decisión.
  • Impuntualidad (no justificada). La ausencia de puntualidad denota falta de organización y de compromiso. Por el contrario, ser puntual suma puntos en el candidato y sobre su verdadero interés ante la entrevista. Por ello, en una entrevista de trabajo la puntualidad es vital, ya que esto permite al reclutador percibir una imagen profesional sobre el candidato. Si se cree que se va a llegar tarde es mejor avisar con antelación para no generar molestias en el profesional de RR. HH.
  • No saber defender su propio CV. Los profesionales de selección son conscientes de que, en muchas ocasiones, los nervios o el estrés en una entrevista de trabajo pueden jugar malas pasadas al entrevistado, pero el candidato debe ser 100% capaz de defender lo que ha expuesto en su curriculum, ya que simplemente se trata de describir las funciones y experiencia de su carrera profesional. Previamente, para la elaboración del curriculum, Álvaro de ArmiñánManager División IT en Grafton, marca especializada en la selección de mandos intermedios y perfiles cualificados de Gi Group Holding, afirma que «los datos imprescindibles que deben aparecer son datos personales, fechas en las que ha permanecido en cada empleo e indicar al inicio siempre la última experiencia es imprescindible. Además, es recomendable adaptarlo a la empresa a la que vayas a enviarlo, es decir, sumar o restar certificaciones y cursos, ampliar o resumir experiencias y etapas, según el puesto al que postule el candidato».
  • Escucha activa. Depende del puesto de trabajo, a veces se buscará un perfil más experimentado que en otras ocasiones, pero siempre es importante que el candidato sepa escuchar, expresarse y construir una conversación bilateral. En ocasiones, durante las entrevistas de trabajo, los candidatos se centran en dar respuestas eficaces a las preguntas, pero escuchar es tan importante como responder, porque una falta de atención puede hacer que realmente no se comprenda qué quiere saber el entrevistador y la respuesta no sea adecuada o simplemente no se conteste.

Por último, no deben descuidarse los perfiles de las redes sociales profesionales. En este sentido, Álvaro de Armiñán, Manager División IT en Grafton, afirma que «aunque no es imprescindible estar presente en redes sociales profesionales para encontrar empleo, son una primera impresión que puede influir mucho en el posible proceso de selección».

Buscar empleo es una tarea que no resulta fácil ni rápida, por ello es recomendable ser paciente y tener en cuenta que no solo se debe desarrollar de forma óptima la entrevista. Identificar las red flags más habituales en una entrevista de trabajo permitirá a los candidatos ahorrar tiempo y aprender a gestionar este proceso de una manera más fácil, y con mejores resultados.

Más información
Relacionado

Netanyahu dice que Israel preserva derecho a la autodefensa

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, subrayó hoy miércoles el "derecho (de Israel) a defenderse a sí mismo de Irán"

CELAC condena a Ecuador y respalda a México por invasión de Embajada

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) decidió hoy, durante la Cumbre extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno convocada por Honduras

México enfrenta retos fiscales no vistos desde la década de 1980, señalan expertos

México enfrenta retos fiscales que no se habían observado desde la década de 1980

Querétaro se suma a la conmemoración del Día Mundial de la Hemofilia

En el marco del Día Mundial de la Hemofilia,...