martes, febrero 27, 2024

Resiliencia de Acapulco ante devastación por huracán Otis

Por José Gabriel Martínez, Ricardo Montoya y Wu Hao
ACAPULCO/Xinhua

En las orillas de Playa Bonfil, en el puerto mexicano de Acapulco, donde el estruendo del océano solía mezclarse con risas y el bullicio de turistas, mientras surfistas surcaban las olas y otros tomaban baños de sol o degustaban algún platillo local, ahora reina el silencio y un enorme vacío sólo desafiado por las olas y palmeras casi desechas, tras el paso hace más de un mes del huracán Otis.

Pero en medio de la desolación de Acapulco y Playa Bonfil, la unidad y la solidaridad de las comunidades locales para hacer frente a los desafíos impuestos por la naturaleza se elevan por encima de cualquier otra dinámica social.

Otis impactó la costa de Guerrero, en el Pacífico sur mexicano, el 25 de octubre pasado como huracán categoría 5 en la escala Saffir-Simpson, lo que provocó la muerte de 50 personas y otras 30 que aún continúan desaparecidas, según cifras oficiales. Acapulco, uno de los centros turísticos más famosos y buscados de México, enfrenta despúes de ello dificultades profundas. El impacto del huracán en la economía local se traduce en trabajadores sin empleo y una sensación de vacío en las calles por la disminución exponencial del turismo.

La devastación causada por Otis no sólo se llevó consigo estructuras y pertenencias, sino también la alegría de quienes han dedicado décadas a construir su comunidad, que hoy en día a más de un mes del paso del meteoro reúnen fuerzas para recuperar su vida cotidiana.

Una de las personas que lo perdió todo por el paso del meteoro es María Guillermina, de 66 años, propietaria de un restaurante en Playa Bonfil. Con 42 años de vivir en la localidad de Alfredo V. Bonfil del popular balneario mexicano, en el estado sureño de Guerrero, y 33 como dueña del restaurante Playa Dorada, María Guillermina contó a Xinhua que en su vida había experimentado algo similar a lo que fue Otis.

«Fue algo fuera de lo normal y sin precedentes», dijo con voz firme, al recordar cómo el huracán parecía «tener vida propia», porque «levantaba y bajaba casas» como si fueran juguetes. El restaurante Playa Dorada, a unos 50 metros del mar, sufrió grandes pérdidas, según lamentó la entrevistada, porque Otis se llevó «sillas, tablones, camastros» cuando esperaban el turismo procedente de Canadá.

La temporada de turismo que solía ser un «bálsamo económico» para la comunidad y Acapulco, quedó trunca por el fatal meteoro.

El huracán provocó severos daños a la infraestructura hotelera y a las viviendas de la población de Acapulco y Coyuca de Benítez, con afectaciones a 322.129 viviendas o locales con daños, de acuerdo con cifras gubernamentales.

Entre los locales con daños se encuentra el de María Guillermina, así como decenas más en Playa Bonfil con distintos niveles de afectaciones y costos estimados para su recuperación. María Guillermina calcula en al menos 600.000 pesos mexicanos (unos 35.000 dólares) el monto que requiere para recuperar lo que tenía antes del paso del huracán.

«Aquí somos muy amigables en el pueblo y nos hemos apoyado en lo que hemos podido», comentó. La pérdida es compartida por todos y va desde camas o colchones hasta trastes y electrodomésticos, en un contexto en que la comunidad se sostiene por la fortaleza de su gente y por el deseo común de reconstruir.

La entrevistada comparte con otros propietarios de restaurantes la determinación de levantar nuevamente el corazón de su pueblo, ya que la restauración va más allá de los escombros físicos, porque es de sueños y de la identidad de Playa Bonfil, así como del resto de las comunidades afectadas. «Volver a levantar nuestro Bonfil. Lo que era Bonfil lo tenemos que hacer de nuevo», declaró María Guillermina con firmeza y esperanza.

Con la mirada puesta en el futuro, los restauranteros de Playa Bonfil planean salir adelante, aunque tengan que tocar puertas y buscar apoyos. «Vamos a salir adelante y no nos vamos a dejar caídos», agregó María Guillermina, cuyo mensaje a más de un mes del paso de Otis es claro: Bonfil renacerá. A pesar del dolor y la incertidumbre, la propietaria del pequeño restaurante, madre de cinco hijos y abuela de 18 nietos, destacó el valor de la solidaridad internacional para la recuperación.

«Nosotros agradecemos a todas las personas que nos han apoyado», dijo, al expresar que la ayuda aunque sea un simple gesto, es recibida con alegría y reconocimiento, a la vez que ponderó los apoyos recibidos de parte de varios países. Otis reafirmó también la importancia de respetar al mar: «Siempre he dicho que tenemos que tenerle respeto».

Expresó, además, que la reconstrucción no sólo implica levantar estructuras, sino también reforzar la relación entre la comunidad y el océano. «Estamos caídos, pero nos vamos a levantar», proclamó con determinación María Guillermina, cuyo tesón permite vislumbrar el renacimiento de Playa Bonfil y Acapulco, como un testimonio de la fortaleza ante la adversidad.

A 25 kilómetros de Bonfil, en el fraccionamiento Ciudad Renacimiento, también se constata la resiliencia de Acapulco. El barrio es sede de la Orquesta Sinfónica Comunitaria Renacimiento, perteneciente a los Semilleros Creativos de Música de la Secretaría de Cultura de México, al acoger a más de 84 niños y jóvenes que encuentran en la cultura un buen refugio para superar el dolor y los miedos dejados por Otis.

El coordinador general del Sistema de Agrupaciones Musicales Comunitarias de Guerrero, Leonardo Pardo, refirió que después del paso del huracán, la reactivación del programa es muy importante porque «es la parte del espíritu la que estamos alimentando a través del arte».

«Dentro de la resiliencia de algo así tan fuerte como un huracán categoría 5, que es la primera ocasión que nos pega aquí en Guerrero, realmente es muy importante para nuestros niños y jóvenes sacar a través del arte todos esos miedos que nos generó lo que fue una noche espantosa aquí en Acapulco», añadió.

En similar sentido se pronunció la alumna Alondra Ruiz, de 16 años, al relatar que con Otis vivió algo muy fuerte al estar en casa con su mamá y su hermano, cuando la despertó el ruido de las láminas. Ruiz es alumna del Semillero Coro Comunitario y Ensamble de Percusiones de Casitas, una de las localidades de Acapulco.

«Recuerdo cómo se escuchaba el ruido de las cosas que caían y mis muebles cómo se pegaban. El lodo que entraba por mi casa», detalló. La joven expuso que retomar las actividades del Semillero «es algo muy bueno» porque la música siempre le ha gustado, además de que le llena de felicidad cantar y representar así sus sentimientos ante todo lo vivido.

«A mí me ha servido mucho el hecho de estar cantando, de estar escuchando música porque me ayuda a distraerme y me hace feliz un poquito, por un rato (…) me ayuda a no pensar en la situación que estoy pasando porque yo llego a mi casa de la escuela y verla tirada es muy feo», completó.

A su vez, el secretario general del Ayuntamiento de Acapulco, José Juan Ayala, dijo a Xinhua que a más de un mes del paso del huracán Otis, los principales desafíos de la ciudad balneario son la recolección de basura y el restablecimiento del servicio de agua potable, restablecido hasta el momento en un 95 por ciento.

Ayala explicó que superada la primera fase de recuperación tras el desastre natural, las principales necesidades de apoyo del municipio y su población son bienes y artículos para limpieza y reconstrucción de hogares, así como infraestructura y alumbrado público.

Añadió que Acapulco es susceptible a desastres naturales como sismos, ciclones y tsunamis, por lo que el apoyo de otros países para capacitar a cuerpos de emergencia es necesario y valioso. Pero en medio de todas las vicisitudes, los moradores de Acapulco y Playa Bonfil demuestran que son una comunidad resiliente que superará los desafíos de la naturaleza y reconstruirán sus sueños.

Más información
Relacionado

Crisis hídrica en México requiere acciones urgentes: Lupita Murguía

“Debemos cuidar el recurso humano más importante que tenemos:...

Nacionalizan empresa exportadora de sal

En el municipio de Mulegé, Baja California Sur, el...

China se opone a sanciones de la UE contra empresas chinas a causa de Rusia

China expresó hoy lunes su firme oposición a la decisión de la Unión Europea (UE) de incluir a cuatro empresas chinas en una lista

52% de empresas en México ha adoptado tecnología innovadora en los últimos años

Hubspot, la plataforma líder de CRM, se dio a...