lunes, junio 24, 2024

BCP y DRP: ¿Cuáles son sus diferencias?

Por Silvio Martínez

Saber cómo enfrentar una contingencia y tener un plan para hacerlo es algo extremadamente importante para cualquier organización. En este artículo te decimos cuáles son las diferencias entre un BCP (Business Continuity Plan) y un DRP (Disaster Recovery Plan).

BCP vs. DRP

Es importante mencionar que, aunque el BCP y el DRP son conceptos distintos, ambos parten de una misma meta: Mantener la continuidad de las operaciones de las empresas.

BCP o Business Continuity Plan

El BCP en su diseño está integrado por todos los planes que en su conjunto aseguran las operaciones de una compañía.

Ejemplos de estos planes son el Plan de Reanudación de Negocios (Business Resumption Plan o BRP) y el Plan de Continuidad de Operaciones (Continuity of Operations Plan o COOP).

Cabe mencionar que el BCP también incluye planes relacionados con otras áreas de las empresas, además de toda la estrategia para hacer frente a una contingencia, por ejemplo:

Lugar alternativo de trabajo.
Personal mínimo para continuar con la actividad y el rol de cada quien. Personal que estará a cargo de levantar los servicios necesarios para reanudar la operación.
Etc.

DRP o Disaster Recovery Plan

Por otro lado, el DRP es realmente parte del BCP y está directamente relacionado con el área de TI, contiene las acciones que se van a llevar a cabo para asegurar que ante situaciones de cualquier tipo (caída de servidores, falla en bases de datos, problemas con sistemas operativos, ataques informáticos, desastres naturales, etc.), los empleados designados sean capaces de poder hacer uso de las aplicaciones necesarias para desempeñar sus funciones.

El DRP también debe incluir el tiempo máximo de recuperación (RTO) para que se puedan restablecer las operaciones, además del Punto Objetivo de Recuperación o el punto máximo de información (RPO) qué se puede perder sin comprometer el reinicio de la actividad.

Tener un BCP y un DRP correctamente diseñados con las estrategias necesarias para poder hacer frente a las diversas situaciones, puede hacer grandes diferencias entre solventar de manera correcta una eventualidad o ser incapaces de poder mantener la continuidad del negocio. Como parte del mantenimiento del plan, este debe ser revisado y actualizado periódicamente, ya que las compañías van cambiando y es necesario adecuarlos.

Con lo mencionado es innegable decir que todo negocio debería tener un BCP y un DRP para poder garantizar la continuidad de sus operaciones, no importando el tamaño o el giro. Al final, la capacidad de reacción de la empresa se verá reflejado en su continuidad y competitividad en el mercado.

Más información
Relacionado

Advierten posibilidad de tormentas en la entidad

La Coordinación Estatal de Protección Civil de Querétaro (CEPCQ)...

Más de mil 500 oportunidades de empleo para el municipio de Querétaro 

Poco más de mil 500 plazas vacantes se ofertarán...

Rusia convoca a embajadora de EEUU tras ataque ucraniano contra Sebastopol

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia convocó a la embajadora de Estados Unidos

El Marqués atiende incidentes en tres localidades derivado de la lluvia

La Coordinación Municipal de Protección Civil de El Marqués...