Llueve sobre mojado – Jorge Cupido

Posted on noviembre 14, 2021, 10:39 am
5 mins

La expresión llueve sobre mojado la usamos popularmente muy de la mano con lo que dicen las leyes de Murphy, o sea, que todo lo que puede salir mal, sale mal, y todo se junta, como una avalancha, en una cadena de eventos desafortunados. 

Un buen día comienzas con la racha. Se acaba el agua caliente cuando te estas bañando, se te pierdan las llaves, el coche no arranca, llueve y tú sin paraguas, se te cae el café en la computadora, se va el internet, pierde tu equipo, te cortan la luz, te machucas el dedo, el policía te multa, te hablan para cobrarte, tu jefe te regaña, tu mujer te regaña y tu suegra te avisa que se viene a vivir con ustedes. Te llueve sobre mojado.

Pero tal vez tu situación no es de un día solamente, ni son pequeñeces, sino que te han sobrevenido serios acontecimientos desafortunados por meses o por años. Además, estás viviendo una situación nacional en la que está lloviendo sobre mojado. Te encuentras desprotegido en medio de una tormenta… y lo que falta. 

Pero hay buenas noticias. No importan las circunstancias externas, Dios tiene preparada una forma de salvarnos de ellas. Se trata de un arca o barco para salvarnos de la lluvia.

EL PASADO

En los tiempos de Noé, la humanidad se corrompió mucho, porque los hijos ya no fueron enseñados en conocer a Dios y la perversidad se apoderó del mundo. Vino una gran degeneración moral y espiritual donde la sociedad de aquellos tiempos se caracterizaba por la maldad, la inmoralidad, la corrupción y la violencia. Solo Noé y su familia se mantuvieron puros.

Entonces, Dios decide traer juicio de destrucción sobre la tierra a través del diluvio universal y le da a Noé la orden de construir un arca (barco) para salvar su vida y la de su familia. 

Cuando estuvo lista, Dios ordena subir al arca a Noé, su esposa, sus tres hijos y las esposas de sus hijos, más los animales y el alimento. Después empezó a llover y a llover. Llovía sobre mojado en una gran tormenta, hasta que toda la tierra fue cubierta por agua y toda la vida fue destruida.

Después de poco más de un año, el arca encalló y Noé y su familia descendieron a salvo y adoraron a Dios. De esta familia descendemos todos.

EL PRESENTE

Nuevamente hoy la sociedad está caracterizada por la maldad, la inmoralidad, la corrupción y la violencia y en el futuro se pondrá mucho peor.

Las personas y las familias están enfrentando graves problemas en todos los ámbitos, que cada vez causan más tensión, angustia, enojo y desesperación. La buena noticia es que Dios nuevamente nos manda refugiarnos en un arca, no física sino espiritual, con la que podamos navegar en medio de la tormenta. 

Y esta arca es Jesús. El arca del diluvio es figura de Jesús. Él salvó a Noé y su familia porque creyeron en Él y Jesús no cambia. Él puede ser ahora nuestra arca si creemos y confiamos en Él.

Que ya no te llueva sobre mojado. Estás a tiempo para buscar y entrar a la protección y el cuidado de Dios. Acércate porque Él es todopoderoso y te ama. Tu lugar es en sus brazos.

Tú eres mi refugio; tú me protegerás del peligro y me rodearás con cánticos de liberación. (Sal 32:7)

Pastor Jorge Cupido

@jorgecupidoqro

jorgecupido@hotmail.com

EL SELLO

@ElSello.Qro

Domingos, 11.30 am

San José 498, Col. Carrillo Puerto, a 100 m. de Av. 5 de Febrero

Querétaro, Qro.