martes, mayo 28, 2024

Una fe grande – Jorge Cupido

Hay de fes a fes, por ejemplo, hay personas que tienen fe en dioses falsos, otras en terapias de todo tipo, otras en personas y hay quién tiene fe en objetos.

Pero la fe que produce resultados es la fe en Dios, es la que hace que los bienes del cielo bajen a la tierra y se hagan una realidad. Esta fe consiste en tres cosas:

  1. Creer que Dios existe y es uno solo. Esta es la primera parte, pero no es suficiente ni para la salvación, ni para los milagros.
  2. Creer que los atributos de Dios son ciertos: todopoderoso, todo lo sabe, perfecto, creador y salvador, entre otros. Si no crees en Jesús como tu Salvador, estás fuera de la fe. Si no crees que Dios todo lo puede, pues no lo podrá para ti.
  3. Creer que lo que Dios dice es cierto. El problema aquí es que mucha gente ni siquiera sabe lo que Dios dice en la Biblia.  Otros conocen algo de lo que Dios dice, pero no lo creen, ni lo practican. La fe genuina requiere acciones.

Dios quiere que tengamos fe en Él porque nos conviene y porque sin fe es imposible agradarle.

En la Biblia encontramos una historia conmovedora, donde Jesús le dice a una mujer “grande es tu fe” y la mujer recibe el milagro. Esta historia está contada como un ejemplo para nosotros, como algo que aprender para ponerlo en práctica en la vida diaria.

Esta mujer va al encuentro de Jesús, toma la iniciativa y no se queda llorando su desgracia, ni busca otras alternativas, sino que va en busca de quién reconoce como Dios. Si quieres un milagro, tienes que buscar a Dios como primera y única opción.

Ella va con una fe genuina y no pide nada por sus méritos, no apela a ser muy buena o santa, simplemente apela a la misericordia de Dios. 

Tal vez nos sorprenda mucho saber que Jesús no le respondió de inmediato, pero esto es también una enseñanza para nosotros. Muchas veces el Señor guarda silencio o no responde de inmediato para que nuestra fe se desarrolle, se afiance. El no oír respuesta a nuestras oraciones debe motivarnos a la perseverancia. Aunque no oigas o veas la respuesta del Señor, debes estar seguro de que ya te oyó y de que su respuesta vendrá en el tiempo preciso, si no te das por vencido en tu fe y perseveras en tu oración.

La mujer no se desanimó ni su fe decayó. Ella siguió acercándose a Jesús y siguió insistiendo en su petición. Por su parte, Jesús no la estaba rechazando, estaba probando su fe. De hecho, como en este caso, Dios te pone pruebas para desarrollar y fortalecer tu fe, si las pasas, subes al siguiente nivel.

Admirables son la fe, la humildad y la perseverancia de esta mujer. El resultado fue que ella recibió su milagro.

Hoy es el día propicio para que hagas tu fe grande y recibas salvación, sanidad y liberación.

Pastor Jorge Cupido

@jorgecupidoqro

jorgecupido@hotmail.com

EL SELLO

@ElSelloQueretaro

Domingos, 11.30 am

San José 498, Col. Carrillo Puerto, a 100 m. de Av. 5 de Febrero

Querétaro, Qro.

Más información
Relacionado

Propone Felifer trabajar proyectos de largo plazo para ordenar la ciudad

El candidato a la presidencia municipal de Querétaro por...

Tripulación de Shenzhou-18 completa primera caminata espacial

Los tripulantes de la nave espacial Shenzhou-18, actualmente a bordo de la estación espacial china en órbita

SpaceX planea lanzar cuarto vuelo de prueba de Starship en junio

SpaceX planea realizar el cuarto vuelo de prueba de su cohete gigante Starship el 5 de junio

Presidente descarta motivos de preocupación rumbo a elecciones

El presidente de México afirmó que no existen motivos de preocupación