jueves, septiembre 29, 2022

Sin estrés – Jorge Cupido

Uno de los pasajes más famosos de la Biblia ocurre cuando Jesús comienza su ministerio, y lo primero que hace es anunciar su misión leyendo un pasaje profético de Isaias (Lucas 4:18-19). Está claro que viene a traer salvación, libertad y sanidad, pero también dice que viene a poner a los oprimidos en libertad. ¿A que se refería? 

Opresión literalmente significa aplastar. Todas las personas tenemos una opresión del exterior que está compuesta de varios factores, como las circunstancias de la vida y los ataques del enemigo. Está opresión constante está tratando de vencer al individuo y, cuando lo logra, le domina y daña en ciertas áreas. Hoy conocemos esta opresión como estrés.

El estrés está en la vida de todos y puede causar daños mentales, emocionales y físicos. Así que el estrés es algo que cuidar. La definición breve de la opresión o estrés es “una fuerza externa que aplica presión”.

Este es un asunto de la física, en donde la fuerza mayor siempre gana. En el caso del estrés, es una fuerza externa que aplica presión sobre usted, si la fuerza del estrés es mayor que su fuerza interna, le ganará y causará daños. Los factores estresantes son ciertas situaciones que provocan la desestabilización en el equilibrio del organismo, como las percepciones de amenaza, la presión grupal, los problemas laborales, la situación financiera, las relaciones matrimoniales o familiares, los obstáculos, los ataques del enemigo, etc.

El estrés no es algo que surja internamente, es una presión externa que viene sobre usted, y ese estrés va a causar algún tipo de reaccion, dependiendo de la fortaleza interna que usted tenga. 

Hay tres cosas que puede hacer cuando está bajo estrés:

  1. Quite alguno o algunos de los factores de fuerza externa que están ejerciendo presión sobre usted. No se involucre en demasiadas cosas del mundo, especialmente en el materialismo, porque causa una gran presión sobre el alma (1ª Pedro 2:11).
  • Fortalezca su ser interior en la Palabra de Dios (Salmo 119:45). Las fuerzas externas de este mundo que ejercen presión son fuertes,  pero si nos agarramos de la Palabra del Señor, nada nos va a poder aplastar.
  • Satúrese de la presencia de Dios (1ª Crónicas 16:11).  Recuerde lo que Jesús dijo: vengo a liberar a los oprimidos. Usted, por sí mismo, no puede resistir la opresión, pero Jesús si puede, simplemente porque todo lo puede y si usted está saturado de Él, no habrá presión externa que lo pueda oprimir. Tenga su tiempo diario con Dios y, especialmente, no deje de congregarse.

La opresión o estrés no es un juego, le quiere dominar y controlar áreas de su vida, le quiere aplastar. La buena noticia es que Jesús, la fuerza mayor, la invencible, vino en nuestro auxilio.

En este momento cierre un momento sus ojos y medite ¿Qué es lo que Dios me está diciendo hoy a mi? ¿Cuál es su mensaje para mi? ¿De que manera práctica lo puedo aplicar a mi vida? Deje que el Señor le hable.

Pastor Jorge Cupido

@jorgecupidoqro

jorgecupido@hotmail.com

EL SELLO

@ElSelloQueretaro

Domingos, 11.30 am

San José 498, Col. Carrillo Puerto, a 100 m. de Av. 5 de Febrero

Querétaro, Qro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Más información
Relacionado

Exportaciones de México acumulan avance del 18,9% entre enero y agosto

Las exportaciones de México acumularon un avance interanual del 18,9 por ciento entre enero y agosto, fortalecidas por los envíos petroleros y manufactureros, informó hoy martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Prepara UAQ alianza en beneficio de la “Ciudad de los Niños”

La Casa de Estudios creará un frente de atención, en coordinación con sus distintas facultades, para beneficiar a los menores que resguarda la Fundación Josefa Vergara y Hernández.

Rompiendo el paradigma de la edad para encontrar trabajo

De acuerdo con el INEGI, en México, la duración...