miércoles, diciembre 7, 2022

ESPECIAL: No cancelación de política fronteriza de EEUU consterna a migrantes y autoridades en México

MEXICO, 25 may (Xinhua) – La no cancelación de la política fronteriza Título 42, mediante la que las autoridades de Estados Unidos dejan de procesar solicitudes de asilo, consterna a migrantes que esperan en México para ser atendidos y a las autoridades de ciudades fronterizas mexicanas que lidian con una crisis migratoria sin precedentes.

El director de Atención al Migrante en Tijuana, Enrique Lucero, dijo a Xinhua que la permanencia del Título 42 agravará la saturación de migrantes en esa ciudad del estado mexicano de Baja California (norte), en tanto los albergues «no están diseñados para tener un tránsito tan largo de personas». «Antes de esta medida las personas resolvían su asunto en unas semanas, ahora están esperando años y los albergues no tienen capacidad física ni económica para tener a los migrantes tanto tiempo», explicó.

El Título 42 fue implementado por la Administración de Donald Trump en marzo de 2020, como una estrategia ante la contingencia sanitaria derivada de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).

Mediante esta política, las autoridades de Estados Unidos expulsaron a México o deportaron a sus países de origen a unos dos millones de centroamericanos en los últimos 26 meses, según cifras de la Patrulla Fronteriza.

El presidente estadounidense, Joe Biden, anunció el fin de la vigencia de la normativa para este 23 de mayo, pero un juez federal de Louisiana, con el apoyo de más de 20 estados, emitió dos órdenes judiciales que bloquean su cancelación, la última de ellas el pasado viernes. Lucero subrayó que el gobierno, la sociedad civil y la comunidad migrante de Tijuana «lamentan mucho» la decisión en torno a la medida.

«Es una decisión soberana sobre un tema que se ha politizado mucho en Estados Unidos (…) pero afecta la estabilidad de las comunidades fronterizas de México al convertirlas en un ‘cuello de botella'», reconoció.

«Los migrantes siguen llegando y no se procesan sus solicitudes, no hay una circulación y esto afecta a la ciudad, sobre todo en los albergues», afirmó el funcionario.

En Tijuana hay 25 albergues para migrantes y «todos están saturados». De acuerdo con Lucero, la población de migrantes en estas instalaciones es de cerca de 5.000 personas.

Una situación similar vive Reynosa, en el estado de Tamaulipas (norte), donde en los albergues y casas de acogida hay alrededor de 2.000 migrantes, pero más de 600 vagan por la ciudad fronteriza, según detalló a Xinhua el delegado regional en Reynosa del Instituto Tamaulipeco para los Migrantes, Ricardo Calderón.

De acuerdo con Calderón, en Reynosa se estima que hay una población de 6.000 migrantes y se observa «un tráfico permanente» de personas que ingresan de manera irregular a Estados Unidos, muchas de los cuales son devueltas diariamente a la ciudad.

«Es un ciclo muy complejo donde no podemos tener un número absoluto», explicó Calderón, para quien la no cancelación del Título 42 es una cuestión «muy complicada» por el impacto emocional que puede tener en muchos migrantes que llevan más de un año esperando cruzar a Estados Unidos para solicitar asilo.

«Se les brinda atención psicológica y se les apoya con lo que tenemos disponible. Con la pandemia todos sufrimos, pero imaginemos lo que sufren los migrantes que abandonaron sus casas y han estado sometidos a una larga espera, expuestos a numerosos riesgos y víctimas en no pocas ocasiones de violaciones de derechos humanos», comentó.

Eunice Rendón, coordinadora de la comunidad Agenda Migrante, criticó la permanencia del Título 42 y de otras disposiciones estadounidenses que complejizan la situación de los migrantes en México, como los llamados Protocolos de Protección al Migrante (MPP).

Los MPP, también conocidos como el programa «Quédate en México», fueron implementados en 2019 como una medida disuasoria de la migración, que obliga a solicitantes de asilo en Estados Unidos a esperar la solución de sus casos en el país vecino.

En opinión de Rendón, Estados Unidos debería dar recursos a México para que los destine a ambos programas y así los migrantes no deban estar en condiciones de hacinamiento y expuestos a violaciones de sus derechos humanos.

«Con el Título 42 seguirán y aumentarán las violaciones de derechos humanos. Hubo presión de senadores republicanos para mantener este programa, que tiene connotaciones políticas», argumentó en su cuenta de la red social Twitter.

La consternación en México por la no cancelación de la política fronteriza estadounidense se produce en el contexto de la oleada migratoria sin precedentes que atraviesa la región centroamericana en los últimos dos años.

De acuerdo con datos de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación de México, el país deportó a más de 114.000 extranjeros en 2021 y desde el 1 de enero y hasta el 13 de abril de este año el Instituto Nacional de Migración interceptó a 115.379 migrantes, la mayoría procedentes de Centroamérica y el Caribe.

Por José Gabriel Martínez

Suscríbete

Más información
Relacionado

Asiste Luis Nava al 5to. aniversario de Mobil Combustible en México

El Presidente Municipal de Querétaro, Luis Nava, en compañía...

Tendencias de mercado laboral para 2023

El Estudio de Remuneración Global 2023 de Robert Walters, consultora de...

Car Herrera de Kuri inaugura pista de hielo en El Marqués

Con la finalidad de que las y los queretanos...

Presentan exposición «Pago en especie SHCP» en el MAQRO

A partir de este miércoles 7 de diciembre, el...