sábado, abril 13, 2024

El tesoro – Jorge Cupido

Desde que era yo un niño, mi papá inculcó en mí el hábito de la lectura y leí muchos libros de aventuras de grandes autores, que despertaban de una manera extraordinaria la imaginación.

Uno de estos libros que leí se llamaba “La isla del Tesoro”, del británico Robert Louis Stevenson, que trataba de piratas y, obviamente, un tesoro. La Biblia también habla de tesoros y quiero compartirte algo que dice al respecto.

En el Nuevo Testamento hay una parábola de Jesús que está contenida en un único versículo: “El reino de los cielos es como un tesoro escondido en un campo. Cuando un hombre lo descubrió, lo volvió a esconder, y lleno de alegría fue y vendió todo lo que tenía y compró ese campo.”  (Mateo 13:44)

El campo es el mundo. Jesús mismo lo explica claramente en el versículo 38. El hombre es Jesús y el tesoro, eres tú. Lo que Jesús está diciendo es: yo me hice hombre, vine a este mundo y te encontré a ti, mi tesoro. Jesús no lo hizo por obligación, lo hizo por amor, por cómo te ve, como un tesoro. 

Tu mujer, tu hombre, eres un tesoro para Jesús. Si nadie te ha valorado en esta vida, si nadie te ha tratado bien, Jesús si te valora y te trata como a su especial tesoro, no solo de palabra, sino de hechos.

Cuando Él te encontró, fue y vendió todo lo que tenía, dejó su trono, dejó el cielo, dejó su majestad y se hizo hombre y en su calidad de hombre dio todo lo que tenía, incluida su vida, por ti.

Amigo, si esto no te conmueve hasta lo más profundo para amar a Jesús con todo tu corazón, no habrá nada más que lo haga.

Déjame darte 4 puntos sobre esta parábola:

  1. Jesús te encuentra, tú no lo buscas, Él te encuentra. Recuerden que toda la situación vino desde la caída de Adán y Eva. Después de que pecaron, ellos no buscaron a Dios, Jesús vino a su encuentro y los restauró. Desde entonces eso es lo que Jesús hace, Él viene a buscar el tesoro.
  • Jesús te compra. Él no te roba, no te toma en préstamo, te compra. Él te compró pagando con su sacrificio y con su sangre, pagó el más alto precio por ti. Tu pagas más por lo que más valoras. Jesús también. Ahora la pregunta es ¿A quiénes compró? A todos los seres humanos sin excepción, pero es prerrogativa y decisión de cada quién aceptarlo o no.
  • Jesús te esconde. Esto significa que Jesús te ha llevado a su rebaño y nadie te puede arrebatar de ese rebaño. Y cuando Él regrese estarás para siempre con Él, esta es la vida eterna.
  • Jesús se llena de alegría en ti al verte redimido, al verte con vida eterna. Tú eres el motivo de su alegría.

Tú eres el tesoro especial de Dios. No eres la muñeca fea, no eres la despreciada, no eres el ignorante, no eres el tonto. Eres su especial tesoro. El secreto de amar a Jesús es saber cómo nos ama y nos ve Él.

Si hasta ahora no has recibido el maravilloso regalo de Jesús de perdón total y vida eterna, este es el momento de hacerlo. Dile con tus palabras: “Jesús, hoy te recibo como mi Salvador y mi Dios. Amén”.

Pastor Jorge Cupido

@jorgecupidoqro

jorgecupido@hotmail.com

EL SELLO

@ElSelloQueretaro

Domingos, 11.30 am

San José 498, Col. Carrillo Puerto, a 100 m. de Av. 5 de Febrero

Querétaro, Qro.

Más información
Relacionado

El león no es como lo pintan

Estimadas y estimados lectores, apenas la semana pasada compartía...

SpaceX lanza satélite meteorológico avanzado para fuerza espacial de EEUU

SpaceX lanzó hoy una misión de satélite meteorológico avanzado para la Fuerza Espacial de Estados Unidos.

Asalto a Embajada de México tendrá repercusiones política, económica y jurídica, según expertos mexicanos

El aislamiento de parte de los Gobiernos de América Latina, el pago de una cuantiosa indemnización

Presentan El Camino Iniciático de Santiago en el Tianguis Turístico México

En el marco del Tianguis Turístico México 2024, que...