sábado, diciembre 3, 2022

El arte de la buena mesa – Teresita Balderas y Rico

Cocinar es algo más que la fusión de una serie de ingredientes. Cuando la química y el amor se mezclan haciendo buen maridaje, surge la magia. El arte en la preparación de los platillos lo confirma. Existe un ritual en la consumación del proceso. La intención primigenia de alimentar el cuerpo trasciende, fortaleciendo el espíritu de convivencia. Misión de la buena mesa.  

En las diversas culturas, a través de los siglos, los opíparos banquetes han sido el medio para festejar y honrar a sus héroes. Reconocer a los ciudadanos cuyas acciones han sido coadyuvantes en el progreso de los pueblos. Los emperadores romanos así festejaban sus victorias.  

Cada pueblo, en cualquier punto geográfico del mundo, ha creado platillos especiales para celebrar a su gente, respetando los usos y costumbres. 

 Los acuerdos en el inicio de proyectos, el cierre de contratos económicos, sociales, culturales, se han signado después de una amena charla y un nutritivo desayuno, o ante la mesa de una espléndida cena.

La buena cocina y la presentación del platillo son un arte. Es la puesta en escena de la obra. Todo debe ser planeado. Se sugiere pensar en los invitados: un buen anfitrión debe anticipar sus gustos.  

La creatividad estética se hace presente en el arreglo de la mesa, estimula los sentidos de quienes degustarán las viandas. Propicia la buena charla y sonrisas espontáneas. La reunión será un acontecimiento digno de ser recordado.           

Grandes historias se han escrito en derredor de suculentos platillos. Los manjares   ofrecidos tienen diversos efectos en los comensales. Las emociones se explayan, surgen comentarios sobre la ciencia, el arte, la política y otros temas.

La palabra fluye con elocuencia, la alegría es notoria.

El arte culinario sigue siendo, en este siglo XXI, una buena estrategia para congratularse con la familia, los amigos o la persona amada. 

México es un país reconocido internacionalmente por la buena cocina. La variada geografía y diversidad climática propician la producción de insumos con estándares de calidad, requeridos en la elaboración de sencillos o espectaculares platillos, que seducen por su sabor, aroma y colorido.

Existen manjares que, al llegar a la mesa, son testigos de una declaración amorosa, reconciliación o un compromiso matrimonial. 

Existe algo de magia en el degustar y amar.      

Los integrantes de una familia tienen sus platillos favoritos, son ingeridos con gran placer. La ausencia del guiso preferido es cuestionada.

La suculenta cocina es motivo para que viajen los parientes a disfrutar de la gastronomía. 

En mi hogar, se han seleccionados tres platillos que deben estar presentes en determinadas celebraciones: pollo horneado a la naranja con trocitos de piña; costilla de cerdo a la coca col; espagueti a los tres quesos. Se preparan otras pastas, asados y ensaladas, pero los preferidos no deben faltar.

 Las emociones emergen cuando la familia empieza a reunirse. Los abrazos y risas de los nietos, hijos, nueras, generan un estado de bienestar. 

Cuando los hijos preguntan:

 ─Mami, ¿qué hiciste para la cena? 

 La anfitriona describe el menú, sin mencionar el guiso preferido.

 ─Mamá, todo se ve muy rico, ¿hiciste mi comida favorita?

 La madre sugiere que vaya a la cocina.

—¡Sí, aquí está! —en seguida se escucha.

Se dice que de la vista nace el amor. Por ello, procuro embellecer la mesa. Selecciono un mantel y servilletas que armonicen con la vajilla. Cubiertos y copas para ocasiones especiales y algún arreglo como centro de mesa. El momento estelar da inicio cuando se presentan los platillos. Las sonrisas se asoman y la charla fluye. La felicidad ronda en la mesa. 

Determinada palabra o frase en la conversación estimula la memoria y llegan los recuerdos. Las anécdotas son múltiples, la sonrisa es constante, sólo se interrumpe cuando alguien se levanta para servirse un poco más del platillo de su preferencia.   

La cocina mexicana es tan rica y versátil, que algunos guisos comunes, surgidos de las comunidades rurales y de los barrios, son muy solicitados en los restaurantes. Entre ellos: huevos al albañil, longaniza en salsa de jitomate y rajas de chile jalapeño, chilaquiles rancheros, mole de olla con verduras y xoconostle, caldo de pollo revolucionario, con arroz, garbanzos y las verduras comunes. En la preparación de este caldo, se fríen en aceite de oliva, rodajas de cebolla blanca, tres chiles serranos enteros, y cuatro hojas de laurel. Quince minutos antes de apagar el fuego, se agrega el sofrito al caldo. Acompañarlo con una cerveza bien fría, es opcional.

 El fideo al otro día. Es la sopa sobrante. Se fríen en aceite de uso diario o de oliva, cebolla, y chiles serranos picados. Se agrega el fideo, se revuelve con cuidado para no desbaratarlo y se espera a que sazone. Esta es una receta del siglo XIX. Se la copié a mi hermana. A ella se la dio su suegra, que a su vez la había heredado de un pariente. El sabor es delicioso, se adereza con el queso de su preferencia.  Es económico y se prepara con ingredientes que generalmente hay en casa.

Una sugerencia para quienes están en búsqueda de una pareja: cocinar es una buena opción. Una suculenta y bien presentada cena abre las ventanas, y bien pudrían ser las puertas al amor. Conozco a gente joven en quienes la buena comida ha sido el preludio a una relación amorosa. 

Deliciosos manjares, acompañados de un buen vino y una especial compañía, enriquecen a la vida con momentos inolvidables.  

Suscríbete

Más información
Relacionado

Ponen en marcha el Festival Alegría Querétaro en San Juan del Río

Con el fin de fomentar la unión y valores...

Acude Mauricio Kuri a Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Seguridad

Contar con servicios de información efectivos en el combate...

Encienden árbol navideño en Corregidora

El presidente municipal de Corregidora, Roberto Sosa Pichardo, y la...

Pelé es diagnosticado con infección respiratoria y permanecerá hospitalizado

El ex astro brasileño de fútbol Pelé, de 82 años, fue hospitalizado en Sao Paulo como parte de su tratamiento contra el cáncer de colon, informó hoy miércoles su familia.