sábado, diciembre 3, 2022

Economía mexicana crece a ritmo moderado entre expectativas de desaceleración en EEUU

La economía de México transita el 2022 a un ritmo moderado, en un entorno adverso de alta inflación y entre expectativas de un menor ritmo comercial por la desaceleración esperada en Estados Unidos, de acuerdo con expertos.Para el economista mexicano, Sergio Negrete, México se encuentra en un círculo de lento crecimiento, al igual que varias economías en el mundo, al arrastrar aún las afectaciones del nuevo coronavirus y otros elementos como la baja inversión productiva.

MEXICO, 22 jul (Xinhua) — «Va a ser un año de bajo crecimiento económico con alta inflación. Y si no tienes crecimiento no se genera empleo y si no crecen los salarios, la pobreza no se reduce», dijo Negrete, investigador de la Universidad Jesuita de Guadalajara.

La exportación petrolera mexicana lidera el aspecto comercial, apoyada en los altos precios globales de los combustibles, mientras que los envíos manufactureros se están aletargando de la mano de la producción industrial de Estados Unidos, dijo el doctor en Economía.

El comercio de México depende en gran medida de Estados Unidos, su vecino y principal socio de negocios.La desaceleración económica afecta además de México a varios países de América Latina con distintas variantes, en lo que podría constituir un «estancamiento generalizado» de la región, explicó el experto.

En el caso mexicano, además de las secuelas que está dejando la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19), que llevó a la economía a colapsar un 8,2 por ciento en 2020, el país tiene problemas de baja inversión.

«La llave del crecimiento económico de corto plazo es inversión, es realmente lo que lo impulsa», dijo Negrete, para agregar que a largo plazo se necesita avance tecnológico y mejor educación, además de capacitación, es decir, «mejor capital humano».

Un factor de preocupación actual para la economía mexicana lo constituye la elevada inflación, debido a la rapidez con la que puede afectar el salario de los trabajadores y su poder de compra.La inflación en México se aceleró a un 7,99 por ciento interanual hasta junio pasado, su mayor nivel desde inicios de 2001.

Negrete dijo que aunque mucha de la inflación «es importada» y derivada de un problema de la oferta global y de las afectaciones a la cadena de suministro, el central Banco de México (Banxico) ha tenido que actuar con alzas en las tasas de interés, al igual que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, medida que frena el crecimiento económico.

El aumento en las tasas de interés en Estados Unidos tiene además un efecto «muy fuerte» en general, al hacer más atractiva la inversión en dólares, lo que desata una salida de capitales de los mercados emergentes, en el impacto más inmediato.

Otro efecto es que la subida de tasas en Estados Unidos en el entorno actual podría incluso llevar a una recesión, lo que derivaría en menores compras de exportaciones mexicanas.

«Estados Unidos también tiene que bajar su inflación, como todo el mundo, y eso va a traer una desaceleración económica, quizá una recesión, y si es así, si nos compran menos, pues obviamente las exportaciones se van a desacelerar», ilustró.

El Grupo Financiero Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) revisó recientemente a la baja la estimación de crecimiento de México para 2023, a 1,6 por ciento desde 2,1 por ciento, al citar el futuro deterioro del consumo privado y la inversión, en el entorno de alta inflación y con condiciones monetarias más restrictivas.

BBVA estima una expansión económica para México del 2 por ciento este año, una desaceleración con respecto al repunte del 4,8 por ciento visto en 2021, una vez que se moderó la pandemia, de acuerdo con un informe presentado el pasado 15 de julio.

Para la economista principal de la institución privada, Saidé Salazar, la economía mexicana enfrentará «un entorno más adverso» en la segunda mitad de 2023, por el menor dinamismo esperado para Estados Unidos en ese mismo período.En tanto, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) advirtió que pese a la relativa estabilidad en las perspectivas de crecimiento de México, el escenario a futuro continúa altamente incierto y prevalece un fuerte sesgo a la baja, por la trayectoria estimada en Estados Unidos.

«De hecho, la posibilidad de una recesión en la actividad económica no sólo está presente, sino incluso aumenta su probabilidad de ocurrencia», alertó el organismo en la revisión de sus pronósticos, el pasado 19 de julio.De acuerdo con el IMEF, la inflación en Estados Unidos ha sorprendido al alza, al apuntar en junio el dato mensual más alto desde 2005, mientras que la actividad industrial perfiló un cambio de tendencia hacia la baja.Las perspectivas del IMEF para el crecimiento de México se mantuvieron en un 1,8 por ciento en 2022, pero se redujeron de 2 a 1,8 por ciento para 2023.

Por Luis Rojas

Suscríbete

Más información
Relacionado

Ponen en marcha el Festival Alegría Querétaro en San Juan del Río

Con el fin de fomentar la unión y valores...

Acude Mauricio Kuri a Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Seguridad

Contar con servicios de información efectivos en el combate...

Encienden árbol navideño en Corregidora

El presidente municipal de Corregidora, Roberto Sosa Pichardo, y la...

Pelé es diagnosticado con infección respiratoria y permanecerá hospitalizado

El ex astro brasileño de fútbol Pelé, de 82 años, fue hospitalizado en Sao Paulo como parte de su tratamiento contra el cáncer de colon, informó hoy miércoles su familia.