sábado, diciembre 3, 2022

Dicen que para el amor no hay edad – Sandra Fernández

El amor otorga al adulto mayor un sentido trascendente de la vida, es un regalo.

Y si bien es cierto que, como dicen, para el amor no hay edad, la realidad es que a veces la sociedad estigmatiza a los enamoramientos que se pueden dar entre personas de la tercera edad, aludiendo a motivos familiares, culturales y de creencias, tales como que ya no se está en edad para esas cosas, qué van a decir los hijos o los nietos, y algunos otros prejuicios que pudieran limitar la experiencia. Argumentos un tanto distorsionados desde el punto de vista de que, primero, en cosas del corazón no se puede mandar y, segundo, como si al llegar a cierta edad la idea de caer rendidos ante la majestuosidad de un amor contuviera ciertas pinceladas de fatalidad.

Entonces, hay una contradicción, en el sentido de que el amor nos lleva a un encumbramiento del alma, a una fuente de felicidad que nos alienta a vivir. Y, por otra parte, que tengamos que condicionarlo a cierta edad para vivirlo. 

Es hermoso tener la dicha de llegar a cierta edad; sin embargo, conlleva una serie de situaciones que son la otra cara de la moneda, como dificultades económicas, preocupaciones de salud o sentimientos de soledad al darse cuenta de que la pareja, amigos, familia han partido. El panorama pudiera ser desolador. El cuerpo envejece, pero el corazón se mantiene intacto con las mismas necesidades de afecto, de compañía, del contacto físico, de caricias, abrazos y besos. 

La capacidad de amar es inmensa y no se puede encuadrar solamente en prodigarlo hacia uno mismo, hacia los hijos. Sería como limitarlo. La amplitud de los sentimientos nos lleva a extenderlo fuera del amor filial; la chispa del amor romántico, del erotismo y de la sensualidad permanece en nuestra piel como una huella. 

Cada vez es más común ver parejas ancianas que deciden vivir juntas, incluso casarse. Motivados por esa chispa que se enciende en su interior y que tienen la valentía de no apagar sino, al contrario, de vivirla intensamente, de disfrutar en compañía de alguien que los quiera, aun cuando se tengan 70 u 80 años o más.

Cierta es la idea de que nos miramos a través de los otros, nos reconocemos en ellos, son nuestro espejo. La vitalidad y energía que nos transmite el amor nos motiva a vivir, a crear. Cada célula de nuestro cuerpo se reactiva, las neuronas de nuestro cerebro se ponen a trabajar y nos mantienen listos para la acción.

Es duro negarnos el derecho a vivirlo, a disfrutarlo, solo por el hecho de haber llegado al ocaso de nuestra vida, y que, de todos los recursos que disponemos, el tiempo es el mas escaso en ese momento de la vida. El amor en la tercera edad significa protección, calidez y compañía. Es una necesidad de cuidados mutuos y recíprocos, es un renacer, cuando ya se está más disponible para disfrutarlo. Porque las personas mayores son tan capaces como las de otras edades de sentir y dar amor y placer, y negar que suceda sería contraponerse a la esencia misma del amor. 

Sería hermoso verlo de una forma tan natural y normal que, así como sucede en la juventud; ver a los ancianos enamorados sin censura o incluso sin tener que pedir permiso para vivir su enamoramiento o disculparse por ello. La imagen, en sí, es maravillosa. Y quizá, sea el amor más puro. Ser capaz de ver la belleza del otro, aun y con arrugas en la piel, con dolores físicos, con el declive de la salud, y aún así amarlo, ansiar su compañía, refleja una claridad y profundidad que solo proporcionan los años y que solo viviéndolo se puede comprender.

La vejez da una nueva oportunidad de explorar el amor, de encontrar nuevas formas de dar y recibir placer, de expandir el espíritu. Y de creer realmente que “para el amor no hay edad”.

Por: Sandra Fernández

Suscríbete

Más información
Relacionado

Ponen en marcha el Festival Alegría Querétaro en San Juan del Río

Con el fin de fomentar la unión y valores...

Acude Mauricio Kuri a Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Seguridad

Contar con servicios de información efectivos en el combate...

Encienden árbol navideño en Corregidora

El presidente municipal de Corregidora, Roberto Sosa Pichardo, y la...

Pelé es diagnosticado con infección respiratoria y permanecerá hospitalizado

El ex astro brasileño de fútbol Pelé, de 82 años, fue hospitalizado en Sao Paulo como parte de su tratamiento contra el cáncer de colon, informó hoy miércoles su familia.