jueves, septiembre 29, 2022

Débora, una mujer excepcional – Jorge Cupido

Los héroes accidentales se vuelven héroes sin quererlo o sin buscarlo. Son aquellos que en un principio no parecen lucir ni actuar como héroes, sin embargo, en términos generales, la Biblia se encarga de destacar las historias de más héroes accidentales e improbables que de aquellos que quieren ser conocidos como tales. 

En el libro de Jueces encontramos una heroína insólita en Débora, especialmente por el hecho de ser mujer en una cultura de liderazgo dominada por los hombres. Pero, además, Débora brilla con luz propia y destaca por sus cualidades y determinación. Ella fue una sierva de Dios fiel y dispuesta. Era una profetisa, y también es la única jueza en el libro de Jueces.

Para Dios, los hombres y las mujeres tienen igual valor, y ambos pueden ser llamados a Su servicio (Rom 2:11)

Sin importar tu condición, Dios podría estar obrando en ti para que seas un héroe inesperado de Su Reino. ¿Estarías dispuesto?

Después de Moisés y de Josué, en Israel se vivió un periodo de jueces, que se desempeñaban como líderes judiciales, religiosos y militares. Además de profetizar, Débora sirvió a Dios como jueza sobre Israel en este periodo. 

En aquel tiempo, los israelitas estaban oprimidos por un rey de la región. Israel se volvió a Dios y Él levantó a la jueza Débora. Ella recibió instrucciones del Señor y tomó cartas en el asunto decididamente. En ella vemos el carácter de una gran líder, llena de fe, que se hizo cargo como Dios lo ordenó. 

Débora, aunque no le correspondía, accedió a ir a la batalla acompañando al ejército. Su valentía al ir fue esencial para la disposición de emprender la tarea. Ella es un ejemplo de cómo el valor de una persona les da coraje a otros en situaciones similares. Su fe se mantuvo fuerte; no hubo vacilación de su parte. 

La fe genuina implica seguir a Dios adonde Él dirija. Estimulado por la fe y la presencia de Débora, el ejército de Israel  destruyó al ejército enemigo. Los detalles de la batalla revelan que fue el Señor quién  dio la victoria. 

No importa el tamaño del problema o del enemigo, si Dios nos dirige y vamos con Él, la victoria está asegurada.

Después de la victoria, lo primero que hizo Débora fue entonar un canto de alabanza al Señor. Débora era la líder, pero Dios fue el héroe de esta batalla. Todos hicieron su trabajo, pero Dios fue quién dio la victoria. Cuando Dios se mueve, nadie puede resistirlo. Este cántico daba toda la gloria a Dios. Siempre es Dios quien debe ser alabado, no las personas. 

La historia de Débora es una de muchas en una larga lista de narrativas bíblicas que resaltan cómo Dios a menudo decide obrar a través de héroes accidentales e insólitos. Ella fue una persona a la que Dios pudo revelarle sus secretos, transmitió la voluntad de Dios al pueblo de Israel y se puso al frente de la acción.

Afrontar dificultades y momentos difíciles es, sin duda, complejo. Débora es un gran ejemplo de coraje, superación y fe, al hacer frente a los enemigos en uno de los peores momentos de la historia de Israel y vencer. Ella es un poderoso modelo de como la fe funciona ¡cuando es puesta en práctica!

Pastor Jorge Cupido

@jorgecupidoqro

jorgecupido@hotmail.com

EL SELLO

@ElSelloQueretaro

Domingos, 11.30 am

San José 498, Col. Carrillo Puerto, a 100 m. de Av. 5 de Febrero

Querétaro, Qro.

Suscríbete

Más información
Relacionado

Exportaciones de México acumulan avance del 18,9% entre enero y agosto

Las exportaciones de México acumularon un avance interanual del 18,9 por ciento entre enero y agosto, fortalecidas por los envíos petroleros y manufactureros, informó hoy martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Prepara UAQ alianza en beneficio de la “Ciudad de los Niños”

La Casa de Estudios creará un frente de atención, en coordinación con sus distintas facultades, para beneficiar a los menores que resguarda la Fundación Josefa Vergara y Hernández.

Rompiendo el paradigma de la edad para encontrar trabajo

De acuerdo con el INEGI, en México, la duración...