miércoles, abril 17, 2024

¿Cómo deben ser los nuevos liderazgos laborales?

El entorno laboral ha cambiado; a partir de la pandemia y el confinamiento que vivimos hace un par de años, la dinámica de trabajo se modificó notablemente en diversos sentidos: se incorporó la digitalización de manera acelerada, se valoraron nuevos perfiles profesionales, se flexibilizaron las modalidades de trabajo (híbrido, remoto), se visibilizó y se le dio mayor importancia a la salud mental de los trabajadores y dichos cambios difícilmente serán reversibles.

Las estructuras de trabajo están cambiando y quienes manejan las empresas están adaptándose a los cambios; personal de recursos humanos, gerentes, directivos y todo aquel que maneja personal están definiendo nuevas líneas de trabajo, incluso formas de relacionarse vertical y horizontalmente, lo que está modificando las formas de liderar equipos. 

El trabajo presencial transitó hacia el trabajo remoto basado en la confianza, la disciplina y la cooperación; adoptar la modalidad de Home Office resultó en un reto mayor al tener que acondicionar un lugar de trabajo en casa, gestionar los tiempos y establecer una nueva rutina laboral; la comunicación cara a cara se movió hacia la virtualidad y las videoconferencias tomaron un lugar preponderante y de manera continua; la educación digital creció como nunca pues muchísimos trabajadores se vieron obligados a actualizarse en el uso de la tecnología para atender sus actividades laborales diarias; además, la crisis sanitaria orilló a todos a priorizar el cuidado de la salud y aunado a ello, a la vigilancia de la salud mental. La pandemia movió al mundo y lo transformó.

“La dinámica se está digitalizando, hay un mayor uso de herramientas digitales para gestionar proyectos, para reclutar personal y para colaborar, pero esto ya venía pasando desde antes de la pandemia, solo se aceleró y se democratizó, es decir, las empresas con prácticas más tradicionales de reuniones presenciales uno a uno se subieron a la ola digital. Incluso hay empresas 100% digitales cuyos integrantes no se han conocido aún”, comenta para AlquimiaPay, Yolí Sánchez Neyoy, coach de carrera y empleabilidad para ejecutivos(as), especialista en temas como diseño y decisiones de carrera, búsqueda de empleo, crecimiento laboral y liderazgo.

La realidad es que los trabajadores y las empresas ya probaron lo que es el trabajo a distancia.

De acuerdo con investigaciones de The New York Times, con algunas empresas en Estados Unidos, reportaron que la productividad de los empleados aumentó notablemente durante el confinamiento y pudieron influir factores como: la supresión de traslados al trabajo, las largas charlas de café a media mañana y las constantes reuniones de oficina; contrariamente a lo que creían los directivos, el trabajo en casa sirvió para el cumplimiento de más objetivos en menor tiempo y más trabajo colaborativo.

El confinamiento terminó y estamos regresando a una aparente normalidad. Muchas compañías han logrado cambiar el switch y están modificando sus esquemas de trabajo entendiendo las necesidades de los trabajadores, optimizando sus procesos y mejorando la dinámica. 

“Por un lado, esto da a las empresas una oportunidad de diferenciarse, de atraer talento al dar mayor flexibilidad, ya que es un beneficio de bajo costo económico. A veces por voluntad propia, a veces por presión del mismo talento. Por otro lado, el talento top -mayor preparación, experiencia y resultados- es quien más poder de negociación y decisión tiene, algo que no es nuevo. Y además es quien suele utilizarlo mejor al trabajar por resultados y con mayor independencia”, comenta Sánchez Neyoy, quien también es licenciada en Comercio Internacional y maestra en Alta Dirección por el IPADE.

Líder vs. Liderazgo 

Hoy las empresas están descubriendo que los procesos y los procedimientos que antes eran habituales hoy resultan menos esenciales de lo que se pensaba, y los directivos y gerentes están aprovechando la coyuntura para adaptarse a los beneficios del trabajo remoto o híbrido. La verdadera flexibilidad requiere de un pensamiento realmente nuevo y esta transformación en la dinámica laboral conlleva formas de trabajo innovadoras en la ecuación jefes-colaboradores.  En dos palabras: nuevos liderazgos.

El liderazgo tiene que ver con una habilidad, una aptitud o capacidad para ejercer influencia sobre los demás para lograr objetivos en común, si hablamos de una organización. El líder tiene la responsabilidad de hacer visible su liderazgo y cumplir con una serie de requisitos.

Una persona puede ser líder, pero no necesariamente ejercer como tal. Es decir, puede tener la condición de líder por un nombramiento laboral o un cargo asignado, sin que necesariamente ejerza un liderazgo en forma. 

El líder sabe controlar y dirigir de forma efectiva las situaciones que acontecen en el día a día laboral; sabe encaminar a su equipo hacia los objetivos de la empresa, sabe motivar a su equipo y también tiene la perspicacia para estar al tanto de los problemas e incertidumbres que rodean a la organización.

Más información
Relacionado

Netanyahu dice que Israel preserva derecho a la autodefensa

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, subrayó hoy miércoles el "derecho (de Israel) a defenderse a sí mismo de Irán"

CELAC condena a Ecuador y respalda a México por invasión de Embajada

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) decidió hoy, durante la Cumbre extraordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno convocada por Honduras

México enfrenta retos fiscales no vistos desde la década de 1980, señalan expertos

México enfrenta retos fiscales que no se habían observado desde la década de 1980

Querétaro se suma a la conmemoración del Día Mundial de la Hemofilia

En el marco del Día Mundial de la Hemofilia,...