jueves, septiembre 29, 2022

Belleza corporal – Teresita Balderas y Rico

El cuerpo humano ocupa un espacio físico, con una temporalidad finita. El ser pensante, su dueño, posee el libre albedrío en la construcción histórica de la existencia que pretenda tener. El hacer referencia al cuerpo me lleva a reflexionar sobre su estado y el ser, en este espacio terrenal. 

El cuerpo, en su estado natural, es una obra de arte. Existe armonía en cada uno de sus miembros, en concordancia con el lugar y función que ocupa. La belleza está presente en los géneros femenino y masculino, en trascendencia de sus funciones.  

El aspecto fisiológico es una gran obra de ingeniería, donde cada órgano cumple las funciones para las que fue creado, manteniendo en equilibrio la vida del sujeto.

Es asombroso el funcionamiento del cerebro humano, responsable del desarrollo intelectual, emocional, creativo y comunicativo, que hace la diferencia con los de otros seres vivos.

Existe una parte esencial inherente al ser, que los antiguos filósofos llamaban alma. Es algo que la ciencia no aprueba porque no es tangible. No se sabe cómo es, en dónde se ubica, si tiene forma o tamaño, pero somos sus portadores. Necesita del cuerpo humano para hacer patente su existencia. 

Reflexionemos entonces sobre la importancia de nuestro organismo, aprendamos a escucharlo, entendamos su lenguaje y cuidémoslo. 

En todo cuerpo existe belleza, la diferencia está en el concepto que cada cultura tiene de ella. 

En lugares de África, existen etnias donde un cuerpo bello es aquel que tiene un cuello alargado. A temprana edad usan aros, obligando al cuello a obtener mayor alargamiento. Otros grupos prefieren agrandar las orejas, perforarse la nariz o el mentón. La intención es alcanzar el concepto de belleza en su cultura antropológica social. 

En Japón, al pie pequeño se le considera un símbolo de belleza. En algunas familias, a las niñas se les inculca usar zapatillas especiales, que aminoran el crecimiento de los pies.

En la actualidad existe un tipo de belleza estereotipada, acorde a la cultura occidental; sin embargo, en cada país o pueblo, se encuentra un concepto específico para definir que un cuerpo es bello. 

Las chicas dedicadas al modelaje tienen extrema delgadez, como concepto de belleza. El peso debe ser el pactado con la agencia que las contrata. 

Pareciera que la piel está adherida al sistema óseo, la musculatura es escasa. En aras del mercantilismo y la fama ganada en las pasarelas, esos cuerpos reciben un mínimo de alimento, para mantenerse en movimiento. 

La capacidad para pensar, sentir y amar, permite dilucidar que el vivir es un privilegio. El cuerpo es la envoltura del ser, en cuanto a pensamiento, razonamiento y actitud. La armonía en la relación de estos aspectos, refleja buena salud emocional.

Cuando las personas se reúnen por el placer de convivir, se abrazan, regalan ssonrisas, las miradas rejuvenecen. La alegría es el continuo del grupo, rememoran situaciones placenteras de su existencia. La felicidad los envuelve, en esos momentos la vida es bella.

El grupo no percibe la onda expansiva de energía positiva que emana de él. Ésta, se extiende a otras áreas, creando mantos de bienestar.

Cuerpo, mente, espíritu en sincronía, hacen del humano una obra de arte en movimiento.

Así recuerdo esta anécdota: sucedió la mañana de un domingo, no recuerdo con precisión el año, Tal vez, en 1993 o 1994. Mi esposo y yo estábamos en el mercado La Cruz de la ciudad de Querétaro, adquiriendo los insumos para el desayuno y comida familiar. Observé en uno de los pasillos a una pareja, hombre y mujer, de una belleza física inusitada, asombrosa. Mis pupilas se llenaron de su imagen. 

Jamás había visto tan perfecta armonía escultórica viviente, ni la he vuelto a ver.

La belleza de estos seres alertó mis sentidos, sentí gran curiosidad estética. En ese momento lamenté no saber dibujar, para hacer un bosquejo de sus rostros.

Nació la necesidad de volver a verlos. Fui en su búsqueda, di vuelta al mercado, con la intención de encontrarlos. No pude escaparme de la reprimenda de mi esposo, quien cargaba las bolsas más pesadas. Creo que dijo algo así: “¿Que no pasamos ya por aquí?”, a lo que respondí: “Sí, pero en el otro puesto, está más barato lo que necesito”.

Me reencontré con la pareja. De ellos recuerdo: la estatura aproximada de un metro setenta y cinco centímetros en la dama, y un metro ochenta en el caballero.

Ella era esbelta, con una cabellera castaño claro, sedosa y brillante, un tanto ondulada. Su busto, cadera, cintura, piernas largas y piel aperlada en conjunto, cubrirían cualquier requisito para ganar concursos de belleza.

Observé tanta armonía en su cuerpo, que no pude evitar compararla con Afrodita, la diosa griega de la belleza, el amor, y el deseo. 

Del caballero, recuerdo un cuerpo esbelto, cada músculo desarrollado de forma estética, pelo castaño obscuro, piel apiñonada, grandes ojos color miel, con tupidas y largas pestañas, hermosa boca, labios bien delineados. Una enigmática sonrisa complementaba su belleza corporal. Se podría comparar con bello hijo de Mirra: Adonis. ¡Parecían dioses del Olimpo!, personajes de la mitología griega.

Satisfecha de haber saciado mi curiosidad estética, feliz regresé a casa a preparar el desayuno para mis hijos adolescentes, quienes preguntaron: “¿Por qué se tardaron tanto?”

La memoria guardó fielmente cada detalle de la belleza corporal de la pareja. 

Esa noche, tuve un maravilloso sueño. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Más información
Relacionado

Exportaciones de México acumulan avance del 18,9% entre enero y agosto

Las exportaciones de México acumularon un avance interanual del 18,9 por ciento entre enero y agosto, fortalecidas por los envíos petroleros y manufactureros, informó hoy martes el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Prepara UAQ alianza en beneficio de la “Ciudad de los Niños”

La Casa de Estudios creará un frente de atención, en coordinación con sus distintas facultades, para beneficiar a los menores que resguarda la Fundación Josefa Vergara y Hernández.

Rompiendo el paradigma de la edad para encontrar trabajo

De acuerdo con el INEGI, en México, la duración...