sábado, diciembre 3, 2022

Amistad incondicional, pero frustración también – Virginia SÁNCHEZ MORFÍN 

Durante los quince años en que estuve divorciada y otros ocho viuda, hice muchas amistades y grupos de amigos (los cuales conservo hasta el día de hoy). Organizábamos comidas dos veces al mes… por lo regular, en un restaurante en el que hubiera música en vivo. Hablábamos sobre nuestros logros o frustraciones. Los hombres, cuando iban sin esposa, invariablemente se dedicaban a pintarse como víctimas de la incomprensión de sus mujeres. 

Otras veces íbamos a algún bar, a escuchar a los cantantes que estaban de moda. 

Durante esos años, aprendí la importancia e imperiosa necesidad de que el hombre cuente con una sincera y verdadera amiga y la mujer con un auténtico y desinteresado amigo. ¡Es primordial tener un confidente del sexo opuesto! 

El hombre y la mujer, por lo regular, tenemos discrepancias muy marcadas, como es en la sensibilidad, en la visión del presente y del futuro, en la importancia del diálogo, en la manera de solucionar los problemas; en pocas palabras, diferentes maneras de enfocar las situaciones.

Un claro ejemplo fue el de Roberto, mi socio en la empresa que formamos. Su matrimonio estaba a punto de resquebrajarse, debido, principalmente, a su forma bohemia de ser. 

Roberto estaba convencido de que ni él, ni su esposa, iban a cambiar y la única solución era el divorcio. Algunas de sus diferencias eran que a él le gustaba tomar alcohol, a ella, no; a él le gustaba desvelarse, a ella, no; a él le gustaba socializar, a ella, no; a ella le gustaba leer, a él, no; entre ellos existían muchas otras formas de ser y actuar totalmente opuestas. 

Su manera de pensar era que, como él le proporcionaba a su esposa Renata los mejores carros, viajes, ropa cara, comidas con sus amigas en lujosos restaurantes; ella era mal agradecida y no valoraba lo que él hacía para “darle gusto”. Dicho de otra forma, Roberto sentía que ella era mal agradecida y no tenía derecho a discrepar de él. 

Roberto solo veía las diferencias, pero no reparaba en los gustos o necesidades afectivas de su esposa. Yo, como mujer… sí las entendía. 

Le pedí a mi socio que, durante seis meses, simplemente respetara lo que yo iba a hacer por él. ¡Obviamente con su consentimiento! Todo sería un secreto entre él y yo.

En su aniversario de boda, envié a la esposa un precioso arreglo floral con una romántica tarjeta redactada por mí, pero firmada con el nombre de Roberto. 

Para el cumpleaños de Renata, organicé para ellos dos, sin hijos y sin amigos, un increíble viaje en crucero. 

Cuando cumplían un mes más de casados, contrataba un sensacional trío para que él le llevara serenata.

Roberto continuó siendo un bohemio, pero al seguir poniendo en práctica los detalles románticos y de amor hacia Renata, su matrimonio se convirtió en una relación casi perfecta.

Resultado: Renata y Roberto siguieron felizmente casados hasta la muerte de mi socio. 

Te pregunto a ti, lector: ¿tienes un auténtico amigo del sexo opuesto al tuyo?

Puede ser tu jefe, tu hermano, tu primo, el compañero de la universidad o de trabajo, tal vez tu médico. El requisito indispensable es que actúe con autenticidad. 

He tenido la fortuna de contar con amigos sinceros, de los que he aprendido a entender esas diferencias en la forma de sentir y expresar los sentimientos.

Una gran tristeza y frustración por lo que desafortunadamente ya no puede cambiarse y me acompañará toda la vida, es que he tenido, tengo y tendré excelentes amigos, pero pasé muchos años de mi vida tratando que mi padre me tratara con el cariño y respeto que impera entre amigos.

Su respuesta siempre fue: “Entre tú y yo hay una barrera infranqueable llamada respeto, y este no se mezcla con la amistad, yo sólo sé dar órdenes que tú debes acatar”.

Otra de las acostumbradas respuestas de mi padre era: “Si volverá a nacer y a tener hijos, los trataría de la misma manera” 

Al día de hoy me cuestiono si lo que imperaba en mi padre era soberbia, crueldad en sus respuestas y en sus castigos o una inmensa prepotencia.  

Con tristeza acepto que mi necesidad nunca fue ni será satisfecha… ¡Ahora, él está muerto!

g.virginia SÁNCHEZ MORFÍN 

g.virginiasm@yahoo.com

@gvirginiaSM

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete

Más información
Relacionado

Ponen en marcha el Festival Alegría Querétaro en San Juan del Río

Con el fin de fomentar la unión y valores...

Acude Mauricio Kuri a Sesión Ordinaria del Consejo Nacional de Seguridad

Contar con servicios de información efectivos en el combate...

Encienden árbol navideño en Corregidora

El presidente municipal de Corregidora, Roberto Sosa Pichardo, y la...

Pelé es diagnosticado con infección respiratoria y permanecerá hospitalizado

El ex astro brasileño de fútbol Pelé, de 82 años, fue hospitalizado en Sao Paulo como parte de su tratamiento contra el cáncer de colon, informó hoy miércoles su familia.