Con la llegada de las fiestas de fin de año también inicia la temporada del consumo de antojitos, por ello la Oficina de Representación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Querétaro recomienda cuidar el consumo de algunos alimentos altos en azúcar sobretodo en los niños, a fin de tener buena salud. Debido a la pandemia es necesario seguir cuidando de la salud y no bajar la guardia.

Moderar el consumo de alimentos altos en azúcar, y seguir con una dieta saludable, son recomendaciones  de Verónica Tamayo Silva subjefa del servicio de Nutrición del Hospital General Regional (HGR) No. 2 “El Marqués” del IMSS. Resaltó la importancia de que los padres de familia estén pendientes del consumo de golosinas de sus hijos; éste debe ser moderado y de preferencia después de la comida, como postre ya que el consumo de azúcar puede disminuir el apetito de los menores y antes de las 6 de la tarde.

El azúcar provoca que tengan más energía, indicó que después de consumir este tipo de alimentos, los menores deben tener una buena higiene bucal, a fin de evitar problemas con la dentadura. La nutricionista del IMSS recordó que es importante mantener una alimentación balanceada, y pidió no excederse en la frecuencia del consumo de estos alimentos que son altos en contenido de azúcar y de esta manera se disfruten las tradicionales fiestas con una buena salud. 

Recordemos que esta temporada que inicio con el día 2 de noviembre es importante ingerir vitaminas como lo son la C y D, además de ingerir en menor cantidad alimentos altas en grasas, sabemos que durante las fechas navideñas es cuando más se consumen estos alimentos es importante la moderación de ellos, mantener la salud es importante para ser menos propensos a contraer el virus COVID-19.