3 preguntas: una vida de la pintora Tania Quezada

Posted on octubre 04, 2020, 11:13 pm
8 mins

Me gusta mucho escribir para esta columna, sobre todo el ejercicio de investigación que se realiza, cuando hablamos de pintores que ya no existen en este mundo terrenal se pierden preguntas importantes que solo el artista podría responder, una de ellas es, ¿cómo es su vida mientras desarrolla el oficio y como es su perspectiva del mundo actual y como lo vive? Nos hemos perdido (o no, gracias a los libros) una rica aportación personal de aquellos genios que ya no nos acompañan, por eso debemos rescatar y tener un acercamiento de aquellos artistas que viven y siguen creando… para dejar un antecedente real del tiempo y el momento en donde hermosamente las ideas convergen de esos mundos misteriosos del arte.

En tres preguntas conoceremos, el día de hoy a una mujer, docente, pintora y promotora de las artes la cual actualmente exhibe una pieza en el Museo de Arte de Querétaro dedicado a las mujeres artistas que residen en la ciudad “Gynes, cartografía de la estética femenina”. Hoy nos toca deleitarnos con la fantástica Tania Quezada y a su fantástico mundo pictórico.

1.- ¿Cuál es tu propuesta pictórica Tania?

Mi propuesta pictórica se divide en tres categorías, para colocarlo ordenadamente: Piezas con contenido Social, Político, y basadas en hechos históricos o de actualidad ya bastante repasados en las noticias, libros y medios digitales, son las piezas a mis ojos, DOLOROSAS. Todas ellas siempre en una paleta de violetas turbios y rosas falsos y mal puestos; los personajes – zoomorfos-, representando estereotipos y nombres ocultos

Las piezas de leyendas, de mitologías cruzadas, de magia, de literatura, las de fantasías, son mis piezas GOZOSAS. En descarado color, casi siempre saliendo de fondos perdidos en negro.

Por último, están las piezas de nada y de todo, de locura, las que cuentan historias interminables y esconden miles de mensajes personales. Éstas, son mis piezas GLORIOSAS, las que solo yo sabría leer del todo, pero que atrapan –por lo general- al espectador, en laberínticas historias, en narraciones con principio, pero sin fin.

El desastre de la cena, acrílico sobre madera, 90 x 110 cm

2.- ¿Cuáles son tus proyectos actuales? Este año, estoy impartiendo algunas horas como maestra en la licenciatura de Artes Visuales en el Instituto Allende e imparto dos materias (hoy día de manera virtual), Dibujo e Introducción a la Pintura. Termine dos murales este año, uno está ubicado en el puente de Tejeda, realizado con Nueve Arte Urbano, otro más en el Centro cultural Epigmenio González, con Secretaria de Cultura Municipal (para el programa LETRAS VIVAS) este último retrata obras de literatura universal escritas por mujeres o protagonizadas por mujeres.

Participé en la muestra de aniversario de museo de Arte, Mañana 25, tengo una muestra colectiva en la galería MANUK, titulada “Sustancia Salvaje”. Actualmente me encuentro desarrollando un proyecto que hace rato venía masticando y que he podido iniciar gracias a un estímulo Apoyarte, se titula “Mausoleos Familiares” y es un rescate de historias de familias de muchas partes, y habla sobre la perdida de la tradición oral en las familias.

También estoy preparando obra para dos muestras próximas, una para la Subasta de Los amigos del museo de arte, para el mes de noviembre me parece, y otra más para el aniversario del CCC (Central de Cultura Compartida), para el mes de octubre. Además, estoy preparando un proyecto sobre historias de la ciudad con un colectivo de mujeres “Memorias sin Razón” y por último una muestra para el año entrante para el MACQ junto con Gonzalo García y además hay que hacer la comida todos los días

3.- ¿Cómo describirías tener los roles sociales y familiares y también poder ser artista visual, pintora y creadora?

Mi querido maestro Ignacio Maldonado (q.e.p.d), decía que “quien estudia y se dedica a las artes, pudo haber sido cualquier cosa”, siempre he creído que tenía razón, porque ser artista y vivir del arte, nos vuelve resolutos en el caos de la vida práctica. Sin embargo, es cierto, que, muchos artistas caemos fácilmente en la exuberancia, y a veces perdemos el piso. Ser madre de niños pequeños, además, te pone al límite en todos los aspectos.

Tener pensamientos complejos, es una tarea bastante complicada de llevar a cabo, cuando de fondo se escuchan dulces voces “mami, mami, mami…”, así que crear, se vuelve casi imposible. Es mi afortunado caso que una aldea me apoya, y aplaudo de pie a las mamás que logran solas, sacar a sus hijos y sus carreras, adelante. Sin embargo, sería deshonesto de mi parte no decir que tanto mi pareja (tatuador) como yo, nos hemos vuelto EXPERTOS MALABARISTAS DE UNA LOGISTICA CASI IMPOSIBLE y nuestras vidas no son en lo absoluto, perfectas fotos de Instagram ni redes sociales. Y muy de vez en cuando, ya rebasados por el estrés y el cansancio, la idea de tener “empleos normales” nos ha coqueteado un poco. La vida “Bohemia de artista”, es una ilusión pasajera cuando las cuentas llegan a la puerta. Pero aquí seguimos, tercos, a pie de lucha… optimistas y con deseos de conquistar al mundo UN CUADRO A LA VEZ, y además criar buenos seres humanos.

La verdad es que me hubiera gustado más hacer esta entrevista, en el estudio de Tania, tomándome un café con ella en su atmosfera familiar, siendo testigo de todo ese mundo que la rodea, con paciencia a su familia, a sus proyectos, alumnos, museos, caballete y ver como de entre sus cabellos negros se deslizan las ideas que viajan a la manos creadoras.

¿Todavía se pensará que somos el sexo débil?


Tania Quezada orgullosamente una creadora Queretana, busquen su trabajo.

Por: Esmeralda Neresis