José Luis Ordoñana Vivas, un hombre incomparable de 39 años, padre de familia, apasionado por las ventas e inclinado por el golf, es el actual director general de Tecnorampa S.A. de C.V, una empresa con raíces familiares, y que se ha consolidado como líder en el mercado, gracias a que se ha enfocado en estar dedicada y comprometida a sus clientes, en ofrecer productos de calidad a precios altamente competitivos y, en operación, a no perder el lado humano con sus trabajadores. 

La formación del empresario

José Luis explica que, desde pequeño, siempre tuvo gusto por las ventas y un deseo de ser económicamente independiente, por lo que, siempre que podía, vendía toda clase de productos, como mermeladas, chiles en vinagre, agua purificada, para posteriormente evolucionar y vender refacciones, casas, rampas y elevadores. Ser empresario fue la sencilla consecuencia de su personalidad emprendedora. 

José Luis Ordoñana, director general de Tecnorampa

Es egresado de la Universidad del Valle de México, campus Querétaro, en la licenciatura en mercadotecnia. Una carrera de gran utilidad para él, pues le ha ayudado a dar definición a sus negocios, porque le ayuda a concretar y materializar los proyectos con bases administrativas y una visión comercial, es decir que ya hay una planificación para mantener viva a la empresa y que ésta continúe creciendo. Hoy lleva 12 años siendo el director general de Tecnorampa, y se siente muy agradecido con su equipo de trabajo y con Dios por todo lo que han logrado.

Tecnorampa

Tecnorampa S.A de C.V. es un negocio que viene creciendo junto a él, pues esta empresa fue iniciada por su papá, el ing. José Luis Ordoñana Rullan (q.e.p.d), sin duda un gran profesionista y persona. La empresa la constituyó en 1980, como parte de un consorcio internacional alemán, dedicándose a la fabricación de equipos hidráulicos. En 1988 el Ing. José Luis se separa del grupo e inicia una nueva etapa para la empresa, empezando a hacer productos propios; fue en esta etapa en la que pudo participar y colaborar el Lic. José Luis, para ayudar a que se siguiera consolidando el negocio hasta lo que es hoy.

También expresa para Punto Bajío que empezar una empresa es más difícil que hacerla crecer, pero las claves para progresar se encuentran en la constancia, el profesionalismo, y en generar esquemas donde se generen cosas positivas para todos. Creo que de los principales retos es nunca dejar de creer en tu negocio y en ti mismo, pero sí poner los pies en la tierra y estar consiente que las pequeñas acciones son las que hacen grandes diferencias, y que las cosas se construyen poco a poco­ –manifiesta.

Sin embargo, el lograr que su negocio esté en la punta de la calidad y de la competitividad no ha sido sólo gracias a los estudios y su deseo por emprender, sino que la experiencia ha jugado un papel muy importante para saber cómo dirigir a todo su equipo de trabajo. La mayor parte, si no es que toda, su práctica en la industria la obtuvo al trabajar con y para su papá, quien lo impulsó a laborar en todos los puestos imaginables, desde office boy a ayudante general, gerente de compras, en ventas o como jefe de brigada; todo eso lo ayudó a entender cómo funciona la empresa en cada uno de sus aspectos y en saber cómo interactúa cada departamento y cada equipo de trabajo. Fueron todas esas posiciones las que le brindaron el conocimiento para dirigir mejor a Tecnorampa, tratando siempre de que las cosas se den lo mejor posible para todos los involucrados.

«Para quedarte donde estás tienes que correr lo más rápido que puedas. Si quieres ir a otro sitio, deberás correr, por lo menos, dos veces más rápido». (Lewis Carroll, 1871)

José Luis no puede afirmar completamente que está satisfecho con todo lo que ha logrado y hasta dónde ha llegado con Tecnorampa, porque eso significaría no seguir innovando y no seguir creciendo, él mismo afirma: creo que siempre se puede ser mejor y trato de tener el mismo espíritu como lo tenía desde el principio y poniendo mucha atención en los detalles. También comenta para Punto Bajío que están trabajando para darle una proyección internacional a la empresa, y están a punto de abrir su primera base y centro de distribución en Florida, para empezar una sólida base en Estados Unidos que, seguramente, continuará expandiéndose.

Sobre cómo visualiza a su empresa para dentro de diez años, el empresario respondió que espera que ya estén más consolidados internacionalmente, y estar compitiendo de igual a igual con empresas y marcas internacionales.