Todo el respaldo de la federación reciben los cuerpos de seguridad para estar en condiciones de proteger a la ciudadanía. En diálogo con medios de comunicación, el presidente Andrés Manuel López Obrador respondió:

En materia de seguridad, aumenta el presupuesto para ser claros y categóricos. Nada más tómese en cuenta que ya están desplegados 70 mil elementos de la Guardia Nacional y 10 mil más a punto de incorporarse. Eso no existía; para tener 80 mil elementos se requiere más presupuesto.”

Recordó que está en puerta la implementación del plan de construcción de instalaciones para la Guardia Nacional, sin omitir que la planeación presupuestal para 2020 incluye la propuesta de ampliación.

Previo a la gira que hoy emprende por Zacatecas y San Luis Potosí en la última etapa de recorridos por hospitales rurales, el primer mandatario se refirió a los hechos de ayer en Aguililla, Michoacán, donde perdieron la vida policías estatales:

“Es muy lamentable lo que sucedió. No lo deseamos, estamos ayudando a las autoridades locales, en este caso al gobierno del estado.”

Agregó que se trata de una zona violenta, por lo que el gobierno federal continuará las acciones para que haya bienestar y sea posible alcanzar la paz con justicia:

“También con eficiencia en la protección a los ciudadanos, con la Guardia Nacional y con buena coordinación con los estados; evitando también que la autoridad se mezcle con la delincuencia.”

En ese sentido, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, indicó que elementos de la Guardia Nacional se encuentran en la entidad para respaldar a las autoridades locales, quienes están a cargo de las investigaciones.

Durazo Montaño agregó que, en el ámbito de sus atribuciones, el ayuntamiento de Aguililla no ha firmado convenio de colaboración con el Ejecutivo estatal en materia de seguridad. “Nuestra visión es que la coordinación, y un eventual mando único, agregan eficacia al trabajo de los cuerpos de seguridad”.

Saqueo y corrupción no son nuevos, pero Pemex se va a defender

Respecto a la dirigencia del sindicato de Petróleos Mexicanos (Pemex), el jefe del Ejecutivo federal respondió que la Fiscalía General de la República (FGR) se hace cargo de las denuncias interpuestas, y reiteró que el Ejecutivo federal respeta la autonomía de la institución, lo mismo que la decisión que se tome al interior del organismo gremial.

“No vamos nosotros a quitar a un dirigente para poner a otro; no nos corresponde, esto es un asunto que tienen que resolver los mismos trabajadores. Hay ahora, afortunadamente, un nuevo marco legal en lo laboral que establece procedimientos democráticos en la elección de dirigentes.”

En cuanto a las grabaciones que se difunden sobre corrupción en Pemex durante la administración anterior, el presidente respondió que no se trata de una novedad, puesto que el saqueo fue uno de los objetivos de la política neoliberal durante 36 años.

“Este asunto que se está ventilando tiene que ver con los hombres del poder y del dinero. Y todavía los conservadores dicen que para qué la ley de austeridad.

“Aquí sí que aplica aquello de que cuando se reparte mal el botín, hay motín; y Pemex se va a defender. Ahora no vamos a permitir que sigan saqueando.”