El gobierno federal ha invertido dos mil 100 millones de pesos en préstamos sin intereses para 350 mil personas dedicadas al comercio, preparación y producción de alimentos, artesanías y pequeños negocios de giros diversos en el país. Por primera vez confluyen distintos factores en el fortalecimiento de la economía desde abajo para el bienestar de los más humildes.

En diálogo con medios de comunicación, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que el programa Tandas para el Bienestar, a cargo de la Secretaría de Economía, es uno de los más importantes para las personas que se buscan la vida como pueden, ya que otorga seis mil pesos – sin papeleo y sin intereses- a quienes no son sujetos de crédito y necesitan apoyo para la compra de herramienta, mercancía o insumos.

Subrayó que el de México es un pueblo honesto, por lo que no es necesario dejar garantías: basta con la palabra. Agregó que este es uno de los factores, junto con las remesas, las actividades productivas de la gente y los Programas de Bienestar, que ya fortalecen la economía desde abajo:

“Y la gente está contenta abajo. Nunca se había derramado tanto dinero abajo, a los más pobres, y eso es muy importante, es un distintivo de la Cuarta Transformación: atender a todos, escuchar a todos, respetar a todos, pero darle preferencia a la gente humilde, a la gente pobre.”

Convoca a beneficiarios a empezar a abonar; programa incluye capacitación

Durante su intervención, la secretaria de Economía, Graciela Márquez Colín, destacó que Tandas de Bienestar es uno de los Programas Prioritarios del gobierno federal porque atiende a las pequeñas unidades económicas que representan una tercera parte del Producto Interno Bruto (PIB).

Tandas para el Bienestar concluye la primera etapa de préstamos e inicia el proceso de recepción de los primeros pagos. Además de otorgar financiamiento para pequeños negocios, acompaña con capacitación y permitirá “enfrentar con mejores herramientas los mercados de crédito en banca comercial o en otras instituciones”.

Destacó que Tandas para el Bienestar se encuentra disponible principalmente en municipios de alta marginación y con índices de violencia. Además, la mayor parte de las personas beneficiadas son mujeres. En cuanto a los giros beneficiados:

“Comercio al por mayor en su mayor parte, preparación y producción de alimentos y bebidas. Estos tres sectores, en conjunto, representan 72 por ciento de los créditos otorgados; pero también tenemos artesanías, talleres por servicios de reparación y mantenimiento a producción de artículos.”

Este año se han invertido dos mil 100 millones de pesos en los 350 mil créditos. Para el próximo año, el presupuesto considerado es por 2 mil 500 millones, a reserva de la autorización del Congreso.

La coordinadora nacional del programa, Rocío Mejía Flores, informó que de abril a junio se realizó la colocación de Tandas para el Bienestar a lo largo del país; la siguiente fase, también de tres meses, es el periodo de gracia que otorga el gobierno. En septiembre inicia la recepción de pagos, a propósito de lo cual el presidente López Obrador dijo:

“Se les entrega este crédito y empiezan a abonar -a los tres meses- 500 pesos mensuales. Terminan de pagar los seis mil y se les entregan 10 mil; cuando terminen de pagar los 10 mil, 15 mil y hasta 20 mil. Es un programa muy bueno, amplio, y ya va a empezar la recuperación de los primeros meses. Aprovechamos para convocar a la gente a que empiece a abonar.”