El primer mandatario informó que continúa el diálogo entre el gobierno federal y las empresas de gasoductos y reveló que se podría llegar en breve a un acuerdo:

Las empresas aceptaron el diálogo y la revisión de las condiciones de los contratos que nosotros hemos considerado excesivos y mostraron su disposición a llegar a un arreglo para no ir a tribunales.

“Hay una empresa mexicana que fue la que dio el primer paso, ejemplar. Entonces, a lo mejor lo firmamos -si se logra- el jueves temprano aquí; ojalá se pueda.”