El gobierno federal no usará la fuerza para reprimir a la población y buscará que los desacuerdos se resuelvan siempre por la vía del diálogo. Vivimos en un país de libertades donde está garantizado el derecho a la manifestación, pero todos estamos obligados a actuar de manera responsable y evitar la violencia.

Así lo afirmó esta mañana el presidente Andrés Manuel López Obrador en diálogo con medios de comunicación, donde respondió que la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, cuenta con el respaldo del gobierno federal. Dijo que, aun cuando podría esperarse la aplicación de “mano dura” ante las manifestaciones de la semana pasada, este es un gobierno diferente:

No se va a usar la fuerza, este no es un gobierno autoritario, vamos a convencer de que no se debe usar la violencia. Vamos a seguir actuando con tolerancia, prohibida la represión.”

Hizo un llamado a manifestarse de manera pacífica y respetar el patrimonio cultural que pertenece a todos los mexicanos. En cuanto a las causas que dieron origen a las protestas, consideró que son reivindicaciones justas; y respecto a las acciones que realiza el gobierno federal para proteger a las mujeres, dijo:

“Estamos trabajando todos los días con ese propósito, desde las seis de la mañana, a veces desde antes. Ese es nuestro tema principal: garantizar la seguridad de hombres y de mujeres, estamos ocupados permanentemente en eso, no estamos desatendiendo el problema, no lo estamos delegando a otros, casi todo el gobierno está orientado a garantizar la paz en el país.”