viernes, mayo 24, 2024

40 días espectaculares – Jorge Cupido

Bíblicamente, el número 40, representa “un tiempo especial de cambio”. La primera mención del número 40 la encontramos en Génesis, relacionado con el juicio de Dios por la maldad sobre la tierra y su destrucción con el diluvio universal. Llovió sobre la tierra durante cuarenta días y cuarenta noches, cubriéndola por completo.

Fue un tiempo de cambio extremo, la tierra de antes y la nueva, purificada de después del diluvio. Después de esto, el número 40 aparece en más de cien ocasiones en la Biblia y en momentos claves. 

Hace tres semanas recordamos y celebramos la resurrección de Jesús. Lo que pocos saben es que Jesús permaneció en la tierra por 40 espectaculares días después de su resurrección. Y todo cambió después de ellos. 

Tiene todo que ver contigo. Sucedieron muchas cosas, como enseñanzas y milagros, y hubo muchas razones para que Jesús permaneciera en la tierra, pero solo te voy a compartir tres importantísimas que te servirán en tu vida.

  1. Probarle al mundo que estaba vivo. El hecho estaba consumado, pero ahora había que probarlo entre los escépticos para demostrar que Él era Dios mismo y que todas sus palabras eran verdad.

Más de 500 personas lo vieron vivo, fueron testigos de que había resucitado. En ese tiempo, para probar que un hecho era cierto se necesitaba el testimonio de 2 o 3 testigos, pero Jesús dejó cientos de testigos directos de su resurrección, de manera que no quedara ninguna duda. Durante la vida de los testigos, jamás nadie pudo decir, atestiguar o probar lo contrario.

Además, las evidencias históricas de su resurrección son contundentes, de manera que nadie, del pasado, del presente o del futuro, puede tener duda o excusa para no creer en Jesús

Así que ahora tú puedes hacerle el favor al mundo y a tu familia platicándoles que Jesús es Dios, que murió para pagar nuestra deuda y que resucitó para probarlo, logrando la salvación eterna para todo el que en Él crea.

  • Probarle a sus seguidores que estaba vivo. Los discípulos de Jesús creían en él, por supuesto, habían visto sus muchas sanidades y milagros, y habían oído sus maravillosas enseñanzas, pero dudaban de su resurrección. Incluso las mujeres, las más valientes de sus seguidora y las únicas que se atrevieron a ir a la tumba, no iban con la intención de verlo resucitado sino de ungir su cadáver con especias.

Entonces ellas reciben la noticia, ven la tumba vacía, tienen un encuentro con Jesús y reciben la encomienda de decirles a los demás que Jesús había resucitado. 

La resurrección de Jesús era un hecho consumado, pero Él sabía que a sus seguidores les sería difícil creer, así es que siguió un cuidadoso plan para convencerles.

Ese mismo día, Jesús comienza a tener encuentros presenciales con ellos. Incluso Tomás, que no había estado presente en el primer encuentro, se convenció cuando vio a Jesús, quién aprovechó para mandarnos una bendición a todos los que no lo vimos físicamente, pero creemos en Él.

Todos esos encuentros tenían el propósito general de probarles que Jesús había resucitado, que había vencido a la muerte, que Él era Dios y que, por lo tanto, sus seguidores podrían confiar plenamente en que también volverían a tener vida, después de la muerte física, para estar con Él para la eternidad.

Y todo cambió. Ninguno de sus seguidores volvió a ser el mismo. Se convirtieron en hombres y mujeres dispuestos a vivir y hasta a dar su vida por compartir y defender una verdad maravillosa e irrefutable.

Si tú has tenido un encuentro con Jesús resucitado, tu vida no puede ser la misma. Si no lo has tenido hoy es el día de la oportunidad.

  • Dar las promesas y la misión más importante. Ya todos estaban convencidos de su resurrección y de su deidad, entonces les da las promesas y la misión.

La primera promesa era que sobre ellos vendría el Espíritu Santo, de quién recibirían poder para cumplir la misión que estaba por darles: dar la buena noticia a todas las personas. Esta es llamada la Gran Comisión, anunciarle al mundo que hay buenas noticias en Jesús de sanidad, de paz, de gozo, de libertad y de bienestar en esta vida, pero la mejor buena noticia es que hay vida eterna en Jesús.

Y les hace la segunda promesa: que Él regresaría. El futuro regreso de Jesús es la esperanza gloriosa del creyente. Es la expectativa confiada y en paz, basada en la fe, de que Jesús regresará y de lo que dice que viene para nosotros cuando Él venga y en lo que sucederá después. 

Estas dos promesas y esta misión son para ti.

La revelación que se nos presenta en los propósitos de estos 40 días espectaculares tiene una aplicación directa en la vida de todo creyente, para su beneficio y para que el nombre y la obra de Jesús en beneficio de la humanidad sea conocida, a través de cada uno.

Pastor Jorge Cupido

@jorgecupidoqro

jorgecupido@hotmail.com

EL SELLO

@ElSelloQueretaro

Domingos, 11.30 am

San José 498, Col. Carrillo Puerto, a 100 m. de Av. 5 de Febrero

Querétaro, Qro.

Más información
Relacionado

Norma Mejía promete impulsar acciones a favor de jóvenes de Tequisquiapan

Norma Mejía Lira se comprometió a gestionar, ante la...

Llega la exposición El Síntoma al Museo de la Ciudad 

En el Museo de la Ciudad se inauguró la...

Cuanto cuesta vivir cerca de plazas comerciales en Querétaro

El costo por m2 en las colonias cercanas a estos lugares oscila entre los $20,000 y los $55,000 pesos, dependiendo de la colonia.

Dan protección a más de 500 candidatos rumbo a elecciones de junio

El presidente de México aseguró que existe una buena coordinación con el organismo