Lobos BUAP no tuvo piedad de su exentrenador, Rafael Puente del Río, que no logra ver la luz con los Gallos Blancos, al sumar esta tarde su séptima derrota en igual número de juegos que van del Clausura 2019, hundiéndose cada vez más en el sótano de la clasificación.

Querétaro se puso arriba en el marcador, incluso se pudo llevar como recompensa un empate gracias a una pena máxima, sin embargo nada le sale al conjunto queretano, que al final salió con un 3-1 en contra de la Angelópolis ante un equipo universitario que volvió a ganar después de cuatro fechas.

Ayron del Valle, en una gran jugada individual y destacando por su velocidad y conducción, abrió el marcador al minuto nueve de un juego, que hasta ese momento no tenía un claro dominante. Y pese al gol, no fueron los visitantes los que tomaron el control del duelo.

Los dirigidos por Juan Francisco Palencia reaccionaron rápido y sin precipitarse fueron empujando poco a poco al rival a su cancha, hasta que al minuto 23 y con una gran dosis de suerte, Michaell Chirinos hizo el 1-1 con un disparo de fuera del área que fue desviado por un defensa.

Al minuto 53, con unos Gallos Blancos inoperantes a la ofensiva y con muchas fallas en la zaga, los Lobos se adelantaron en el electrónico con un tanto de su goleador, Leonardo Ramos, quien remató con la cabeza en medio de los dos centrales y frente a la portería de Nicolás Navarro.

Pese a que no mostraba ninguna señal de peligro, Querétaro tuvo la oportunidad de empatar el marcador al minuto 73, tras un penalti señalado después de revisar una jugada en el VAR, sin embargo Del Valle cobró mal el tiro y Antonio Rodríguez detuvo el disparo.

Ya cuando el juego estaba por concluir el brasileño Yago da Silva puso cifras definitivas, dándole a los universitarios la oportunidad de colarse hasta la posición 10 de la Tabla General con 10 unidades y Gallos sigue anclado en el sótano general sin puntos.