Captura de pantalla 2015-06-23 a las 23.46.22De acuerdo con el Atlas Escolar y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en promedio en la capital del país existen 18 escuelas por cada cantina, y tres cantinas por biblioteca.

El diputado Danner González Rodríguez (Movimiento Ciudadano) denunció que, por omisión o desinterés de las autoridades, la mayoría de las 7 mil 388 bibliotecas públicas del país carece de infraestructura, mantenimiento, presupuesto, mobiliario y equipo, y muchas son saqueadas por la delincuencia.

Relató que estos centros funcionan con vidrios rotos, paredes sin pintar, fallas en las tuberías, filtraciones de agua, libros dañados por polvo y, en algunos casos, como en las rurales, hasta con carencia de servicios sanitarios.

Por ello, presentó en la Comisión Permanente un punto de acuerdo para que el Ejecutivo federal, en la elaboración del paquete económico del 2016, incluya una partida especial destinada exclusivamente a las bibliotecas públicas, a fin de que a la brevedad se les equipe, mantenga y actualice.

González Rodríguez puntualizó que tan sólo en Jalisco se han perdido 61 mil libros en la última década de las redes de bibliotecas de la Secretaría de Cultura de ese estado y de la Universidad de Guadalajara.

El también secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales, precisó que estos datos demuestran que “el gobierno federal, los estatales y los municipales, están ignorando los proyectos y necesidades de las bibliotecas públicas”.

Por ello, planteó exhortar a los tres órdenes de gobierno para que en el ámbito de sus atribuciones legales incentiven y apoyen a estos centros, los rescaten del abandono y el olvido en el que se encuentran y mejoren las condiciones salariales de quienes laboran ahí.

Sostuvo que las bibliotecas públicas pueden fungir como un instrumento educativo para la población, y ante la inseguridad y violencia que vive el país, ser el principal aliado del gobierno en la reconstrucción del tejido social mediante la generación de mejores formas de convivencia comunitaria, de participación social y de recuperación de los espacios públicos.

Relató que, a pesar de que la Ley General de Bibliotecas menciona que los diferentes niveles de gobierno deben impulsar el establecimiento, equipamiento, mantenimiento y actualización permanente de las bibliotecas públicas del país, la realidad es que éstas sobreviven en el olvido.

Danner González solicita en su propuesta, la cual se remitió a la Segunda Comisión: Relaciones Exteriores, Defensa Nacional y Educación Pública de la Permanente, que el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, a través de la Dirección General de Bibliotecas, envíe un informe detallado y pormenorizado sobre la situación actual de infraestructura de las bibliotecas públicas del país y la cantidad de material suministrado para sus actividades a estos centros en los últimos tres años por parte del gobierno federal.