1Quedarse sin trabajo no es una calamidad, puede considerarse una oportunidad de negocio. Tal es el caso del prestador de servicios ambientales, Omar Chávez Gutiérrez, quien cuenta con una consultoría de este rubro desde hace 10 años.

Narró que es de profesión ingeniero forestal y dentro de los servicios que puede ofrecer son manifestaciones de impacto ambiental, técnicos justificativos, preventivos, opiniones técnicas, sistemas de manejo de flora y fauna, entre otros , por ello decidió iniciar su negocio en aquel entonces.

Este sector -dijo- es una oportunidad de negocio, debido a que en Querétaro ha crecido la construcción y se abre la puerta dentro del sector inmobiliario principalmente.

“Todo lo que se está construyendo es una oportunidad. Si se abre una bodega, un camino, si se quiere hacer una colonia, un campo de energía solar o eólica, entre otras cosas, se requiere de estos estudios”, comentó.

Acotó que la Ley actual obliga a las inmobiliarias a contratar los servicios profesionales de este tipo de consultoras, porque de otra manera detienen las obras.

Apuntó que son más las oportunidades, debido a que en Querétaro sólo se cuenta con alrededor de seis firmas que se dedican a esta labor, que se requiere para cumplir con los trámites de los cambios de uso de suelo, porque se requiere contar con un registro forestal nacional.

“Solamente lo pueden tener los ingenieros forestales, con experiencia y certificación emitida por la Semarnat y hay pocos; aunque para las manifestaciones de impacto ambiental hay un poco más de despachos”, compartió.

Refirió que hay un sistema legal, que en los últimos 10 años, que amplía las exigencias de contenido en los estudios; es decir, que la regulación ambiental pasó de un cinco a más de un 100 por ciento.

“Esto implica, incluso, que aquí en Querétaro no hay la carrera de ingeniero ambiental, entonces las personas que contamos con estos títulos normalmente venimos de fuera, de lugares como Durango o la Ciudad de México”.

Cuando Omar Chávez inició su negocio fue solo y en la actualidad cuenta con un equipo humano profesional de dos biólogas, una técnica y tres jóvenes de nivel técnico superior universitario, para los expedientes de estudios técnicos.

“Mi crecimiento como negocio fue en los dos últimos años, además contrato los servicios contables para el manejo de las finanzas y hasta ahora busco iniciar con una área administrativa para el manejo de costos”, finalizó el prestador de servicios.